Masterchef aviva la polémica despellejando todavía más a Saray

La concursante más entrañable de la edición vuelve a la carga

MasterChef es uno de los programas con más seguidores de la Televisión Española. Cada lunes sorprende con un programa en el que podemos ver los dotes culinarios de los concursantes. En esta nueva edición, el punto de mira es una concursante llamada Saray, tras la polémica de su salida del programa y su último plato, ahora vuelve para cargar en contra de sus compañeros de concurso.

La productora de MasterChef ha aclarado cuál fue el proceso de selección para decidir que Saray Carrillo formara parte del programa. Es cierto, que tras su salida y la presentación de su último plato ha sido muy cuestionado que la aspirante formara parte del concurso de televisión. La cordobesa ha comentado en alguna ocasión que ella reconoce que no se presentó al casting.

Saray Carrillo

El equipo del programa ha querido aclarar que ella si pasó por un proceso de selección. También han comentado que en algunos programas hay personas que se presentan por voluntad propia y otros porque algún redactor busca un perfil concreto que marque la diferencia en el programa. Todo sucedió cuando la concursante subió a redes sociales una imagen de un plato y etiquetó a MasterChef.

La productora la invitó a participar en las pruebas presenciales de selección de aspirantes. Y las realizó al igual que sus compañeros del programa. La concursante finalmente lo ha reconocido pero ha afirmado que ella no tenía intención de presentarse. Saray comentó que ella sabía cocinar lo típico de una casa pero nada más.

“Sí me presenté e hice las pruebas pero porque ellos me buscaron, yo no tenía intención de presentarme”

Saray Carrillo
MasterChef

Saray explicó en su solicitud de casting que sabía cocinar ciertos platos extravagantes, como el potaje gitano o la caldereta de bogavante. Además de causar la polémica más comentaba de la última edición de MasterChef ha arremetido en contra de algunos de sus compañeros, como es el caso de Luna, de quién asegura que no debería haberse fiado de ella.