Masterchef Celebrity 7 airea el gran problema de Jordi Cruz

El chef sigue siendo uno de los grandes protagonistas en esta edición

El éxito de Masterchef sería imposible de entender sin las figuras de Samantha Vallejo-Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz. Los tres jueces juegan un papel esencial en el talent culinario, asumiendo cada uno un rol muy diferente en cocinas y en el programa. Algo que estamos viendo nuevamente en la séptima edición Celebrity, que ya ha emitido sus dos primeros programas consiguiendo buenos datos de audiencia.

Gran parte de la culpa la tienen los nuevos aspirantes, quienes parecen haber conquistado a los espectadores. Eso sí, no todos ellos lo han tenido fácil en sus primeros cocinados, como ha revelado una de las aspirantes que más protagonismo ha asumido hasta el momento en Masterchef Celebrity 7.

Masterchef Jordi Cruz
Los tres jueces juegan un rol importantísimo en el programa

Jordi Cruz, señalado en Masterchef Celebrity 7

Quien también ha asumido protagonismo es Jordi Cruz, como de costumbre. Y es que el chef siempre está ahí para guiar y aconsejar a los aspirantes, pero también para abroncarles cuando no cumplen los objetivos. Algo que ya ha sucedido con varios aspirantes y que aún sucederá varias veces más durante la edición.

Eso sí, no en todos los aspirantes las reprimendas del reputado chef tienen el mismo efecto. De hecho, tal y como una de ellas ha asegurado, le causa un efecto totalmente diferente, sin poder llegar a centrarse en lo que le está comentando. Y todo por el físico de Jordi Cruz, que es tema recurrente edición tras edición.

Ruth Lorenzo, cautivada por Jordi Cruz

En esta ocasión, la encargada de hablar sobre el chef ha sido Ruth Lorenzo. La aspirante, que podría ser la tercera expulsada de Masterchef Celebrity 7, ha hablado sobre cómo ha sido su experiencia en el talent culinario. Una experiencia que ha calificado como un infierno, pero un infierno maravilloso al que volvería.

No obstante, en sus declaraciones destacan también sus palabras hacia Jordi Cruz. Según comenta, cuando le habla no se puede concentrar. Ni siquiera si le está echando la bronca, pues no escucha lo que dice de lo guapo que es. Pero no queda ahí la cosa, sino que llega a asegurar que con le diga “Ruth”, ella ya se derrite. Y es que este es el efecto que causa el gran Jordi Cruz en muchas de las aspirantes.

Chicote Pesadilla cocina