Matthijs de Ligt batalla galáctica entre Real Madrid y FC Barcelona

Matthijs de Ligt vuelve al radar del Real Madrid dejando fuera de órbita a un Barcelona dubitativo

Con un panorama mucho más claro y un enfoque empresarial más sólido, Real Madrid quiere pegar el siguiente salto sin importar que en el medio esté el FC Barcelona. En esta oportunidad ha incitado a Matthijs de Ligt a formar parte de su estela de galácticos donde han llegado recientemente: Hazard, Jovic, Militao, Rodrygo y Mendy.

Y es que si bien es cierto que en la ciudad Condal daban por hecho este fichaje, ciertas peticiones y exigencias del jugador, y en especial de su representante Mino Raiola, terminaron por debilitar la relación, situación que deja con vida a su eterno rival, que a día de hoy cuenta con más ceros a la derecha en sus extractos bancarios.

Florentino Pérez

Bastó una simple llamada para preguntar su situación actual para entender que la opción está al tomar. Y este nuevo requerimiento se puede sumar ahora mismo a los que han generado: Pogba, Eriksen, Mbappé y Neymar Junior, aunque esto no quiera decir que todos ellos se concreten.

Caídas las opciones de Barcelona y PSG, Real Madrid tiene vía libre para negociar por De Ligt

Y si a esta novela le faltaba un actor de reparto ese resultó ser el PSG. El equipo francés animó la puja las últimas semanas, e incluso se llegó a decir que existía un previo acuerdo entre club y empresario, pero esto ha quedado desestimado debido a las fuertes problemáticas internas que ha descubierto su dueño entre Neymar y Mbappé.

De ese modo, el mercado ha quedado abierto y de seguro serán pocos los que se animen, pues son 80 millones de euros y unas buenas exigencias traducidas en bonos lo que separan a uno de los más prometedores defensores de la actualidad de firmar su próximo contrato laboral; entre ellos el Real Madrid de Florentino.

De Ligt

Momento determinante para mejorar la rota relación empresarial que existe entre club y empresario, que además cuenta con el sartén por el mango en el caso específico de Paul Pogba, otra de las culebras que parecen no tener fin y que tanto ha hecho rascar la cabeza al empresario merengue.

Betis Collado