Medida discutida del alcalde de Vigo frena aspiraciones del RC Celta

El choque ante la Real ha acabando siendo el foco de discusión que le pone a la afición una prueba más en contra del alcalde y sus decisiones

Una de las discusiones más frescas en Vigo viene del lado de las decisiones arbitrarias usadas por el alcalde de la ciudad, e indicadas en el último partido que el Celta ha acabado perdiendo en su campo ante la Real Sociedad. Y es que, pese a la inclemencia del clima y a estar postrado en horario laboral la gente ha cumplido, en masa con más de 9.000 espectadores al estadio de Balaídos.

En medio de la torrencial lluvia que adornó casi todo el partido, la escenografía la ha detallado la gran suma de paraguas vistos e impermeables para librarse del efecto natural. Lo que aún no cabe en la mente de la gente es la ausencia de habilitación de la tribuna cubierta, lanzando a los fieles seguidores del equipo de Coudet a pescar resfriados y demás inconvenientes por la libre elección del gerente ciudadano.

Celta Betis
El alcalde de Vigo sigue yendo en contra de la pasión por el Celta

Agradeciendo a la gente, el Celta sale a cubrir los errores del alcalde de Vigo expuestos en la última jornada de Liga

Curiosamente lo que ha ido en contra de la identidad de las personas ha sido que han tenido que recurrir a soluciones poco ortodoxas ante lo que ofrece el paquete adquirido cuando se compra una entrada a un escenario de tal nivel. Cubrirse con paraguas es la respuestas tercermundista que nadie quiere ver en LaLiga, y menos que cubra a un equipo que ha venido mostrando el crecimiento que muestra el Celta.

La tribuna ya está culminada y sin embargo, los 9.000 aficionados han tenido que tomar sus propias medidas. No es lógico que esto suceda y menos ante tal agravante, el clima ese día no colaboró en nada a la gente. Se pudo mejorar en todo aspecto este tema, pero no ha sido así y desde ya los anuncios sobresalen del campo regular.

Celta sigue trabajando y más allá de las decisiones gubernamentales sigue motivado en mejorar su imagen

En lo deportivo los gallegos siguen sin encontrar la regularidad que ha expresado su entrenador. Técnicamente están bien solventados pero luego a la hora de cristalizar sus triunfos les hace falta una pequeña cuota. No logran plasmar su dominancia en el campo con goles y viendo la tabla general de posiciones preocupa la respuesta de los dirigidos por Coudet.

Sin embargo, la junta directiva ha suministrado confianza absoluta en los jugadores y el cuerpo técnico. Saben que se está trabajando de forma correcta y entienden que es cuestión de tiempo. Seguramente cuando lleguen las vacas gordas la afición va a disfrutar, sumando seguramente uno o dos jugadores en este mercado de invierno que se ve a lo lejos.

Santi Mina Celta