Mensaje del vestuario a la afición: «Todos somos uno; te necesitamos»