Messi lo quería pero…