Messi prioriza dos fichajes para evitar hundimiento del FC Barcelona

Leo Messi destaca las carencias del FC Barcelona y ve necesario hasta dos fichajes más

Con Frenkie De Jong el FC Barcelona ha estado muy rápido y ha logrado cerrar su fichaje antes del mercado estival, donde además de haber tenido mayor competencia el precio del traspaso podría haberse ido muy por encima de los 75 millones de euros acordados ya con el Ajax.

La llegada del centrocampista holandés es el primer paso para recuperar la esencia del juego que tan buenos resultados le ha dado al club en la última década, aunque bien es cierto que esta temporada el FC Barcelona está peleando por el triplete con un juego mucho más pragmático y menos vistoso.

Messi Barcelona

Aun así Leo Messi sigue observando varias carencias en la plantilla del FC Barcelona que ya ha pedido al club que hay que resolver, sobre todo para reforzar un fondo de armario que esta temporada ya ha dejado claro que no está ni mucho menos a la altura ni cerca de los once titulares.

La banda derecha preocupa a Leo

Una temporada más la mejor sociedad del FC Barcelona ha sido la del astro argentino con Jordi Alba, una jugada que ningún equipo ha sabido defender a lo largo de todo el curso y que ha dado tantos goles y puntos al equipo de Valverde.

Y esto es lo que quiere conseguir Messi también en la banda derecha, donde desde la salida de Dani Alves el FC Barcelona no ha tenido un lateral capaz de producir tanto en el juego del equipo azulgrana. Semedo y Sergi Roberto cumplen, pero muestran bastantes carencias sobre todo a la hora de tomar decisiones.

Kimmich Barcelona

Por eso Bartomeu ya tiene sobre la mesa varios nombres de laterales que pueden adaptarse a lo que quiere Messi. En su día Héctor Bellerín parecía la mejor opción por su pasado en La Masía, sin embargo ahora el del Arsenal ha perdido fuelle y se ha visto superado por Joshua Kimmich, lateral del Bayern de Múnich.

Un extremo derecho a petición de Messi

Además del lateral la otra debilidad que ve Messi en la plantilla azulgrana y que a largo plazo puede pasarle factura al equipo es la falta de un extremo derecho puro, un jugador capaz de desbordar y llegar hasta línea de fondo.

El club cuenta en la plantilla con Malcom y Dembelé, sin embargo ninguno de ellos es el clásico extremo que desborde por fuera. El primero suele optar por jugar más por dentro y aprovechar su golpeo de balón para lanzar a puerta, mientras que el francés ha jugador en la mayoría de ocasiones pegado a la banda izquierda.

Por eso el FC Barcelona ha vuelto a tantear a un jugador como Willian, por el que ya negociaron el pasado verano con el Chelsea. El brasileño es justo lo que pide Messi, un extremo que se quede pegado a la banda derecha para tener ambos costados bien cubiertos y no atacar siempre por la izquierda.

© Copyright 2019 GOL digital ·