El capitán argentino gestiona operaciones del cuadro azulgrana para el curso entrante

Lio Messi es uno de los jugadores que más injerencia tiene en las decisiones que actualmente el FC Barcelona pueda llegar a tomar para renovar o no, a varias de sus figuras. Por otra parte, Quique Setién, parece no tener peso alguno en las determinaciones que los blaugranas consideren para la temporada entrante, esto con base a los problemas con el argentino y los rumores de su posible de su salida.

Messi hoy por hoy tiene el peso suficiente para relegar debido a su rendimiento a jugadores como Ousmane Dembélé, Junior Firpo, Arthur Melo o Samuel Umtiti, por ejemplificar algún escenario. Estos, por X o Y circunstancia no han logrado convencer al capitán rosarino para ser un fijo en el once inicial del equipo.

Messi, apoderado del Barcelona

Zaguero francés se hace de un lugar en el equipo de Messi

Teniendo esta idea principal, el alemán Marc-André Ter Stegen, también tuvo la posibilidad de gestionar su renovación gracias a la intervención del argentino, esto al margen del altercado de hace un tiempo que distanció al internacional con la selección de Alemania del también capitán del equipo albiceleste.

Por otro lado, el cancerbero no será el único que pase referenciado por el argentino a la oficina de Bartomeu, Clément Lenglet, también sería parte de la lista que tiene Lio para renovar su contrato por varios años más con el cuadro azulgrana, esto con base a las excelentes actuaciones del francés desde su llegada.

Lenglet se ha ganado un lugar en la plantilla que dirige Setién a pulso. Su buen desempeño y rendimiento al margen de que este haya llegado para ser suplente de su compatriota Samuel Umtiti le han sabido generar confianza en el capitán que ha estimado intervenir para extender el vínculo entre ambas partes.

Clément Lenglet, extenderá su contrato con el Barcelona

Mejora de sus condiciones contractuales con el equipo

El francés llegó procedente del Sevilla, equipo en el cual supo liderar la zaga defensiva de aquel tiempo. Su cláusula de rescisión marcó un desembolso por 30 millones de euros, suma que en su momento llamó la atención de Bartomeu por lo asequible y baja para un central figura en uno de los equipos representativos del fútbol español.

Ha sido un salvavidas tras el bajo rendimiento y múltiples decaídas de Umtiti. No obstante, su utilidad ha hecho que el Barcelona adicionalmente considere cambiar varias condiciones de su contrato, lo que genera un sueldo mucho más amplio y acorde a la importancia y aporte al primer equipo.