Michel petrificado en First dates al ver a María jeringuilla en mano

La comensal no tuvo otra alternativa que hacerlo puesto que era su salud la que estaba en juego

Siempre lo hemos dicho y lo seguimos sosteniendo, en First Dates pasan cosas que nunca nos dejará indiferentes, como lo que hizo María y que dejó a Michel sin palabras. Pero antes vamos a presentar a los comensales de hoy. La primera en llegar fue la coruñesa de 51 años que se definió como una mujer “muy moderna“. La chica estaba buscando un ” un hombre con cabeza y un poco armario, y quiero evitar a alguien controlador o con vicios raro”.

Minutos después llegó Michel, un bilbaíno con gustos muy particulares según él. Nada más al llegar a la barra se pidió un café con hielo, algo que desató la risa de María. “Por la noche no se toma café con hielo” exclamó la coruñesa pero el vasco le respondió que le gusta ser diferente. No obstante, el hombre no le gustó las burlas de su cita.

Michel first dates
Michel no solo no le gustó lo de la jeringuilla, sino otras cosillas más.

María sacó una jeringuilla en plena cita de First Dates y Michel alucinó

Antes de que los camareros trajeran sus respectivos platos, la chica sacó una jeringuilla y dejó perplejo a Michel. María explicó que es diabética y justo la hora de su inyección de insulina la cogió en el restaurante. “La gente que es diabética no tiene que esconderse” exclamó ella. Sin embargo, el vasco no estuvo de acuerdo con que fuese el lugar para pincharse.

“Me ha parecido un poco fuerte, no es el lugar” comentó el bilbaíno. La cita no quería mejorar y se fue empeorando más y más. La parte que no gustó a la chica fue cuando hablaron de sus edades. Ella le preguntó a él primero, y con gusto respondió “acabo de cumplir 50”. Ella por su parte quiso jugarle una broma y dijo que tenia 60 cuando en realidad tiene 51. La broma salió mal pues el hombre se lo creyó y solo exclamó “estás muy bien”.

Michel acabó dándole calabazas a María en First Dates

La broma que hizo la chica y que le salió muy mal ya que no le gustó para nada, fue tan solo la punta del iceberg. María prefirió pasar de pagina ya que Michel le llamaba mucho la atención tanto por el físico como por la personalidad. Lamentablemente el vasco no podía decir lo mismo de su cita.

Michel comentó ante cámaras que cuando ella le dijo que tenía 60 se lo creyó por que su cara los aparenta pero su cuerpo no. Luego quedó algo choqueado con lo de la jeringuilla y creo que eso afectó la velada. En todo caso la coruñesa dio el sí para otra cita mientras que el hombre negó la solicitud aunque dijo haberlo pasado bien.

Más calabazas en el dating show de Cuatro

No es una novedad que el camarero favorito de First Dates, Matías Roure, ponga a las comensales como una moto, sin embargo, esta vez fue con un chico, Alfredo. El valenciano llegó al restaurante del amor para conseguir eso, el amor, pero mientras esperaba en la barra, no pudo evitar sentirse atraído por el barman argentino.

“Me ha puesto muy cerdo, menos mal que luego se ha ido” comentó Alfredo. En su presentación de se definió como “Único, Guapo, súper divertido, me ayudo en las cosas de la casa, pero… se me va la pinza y estoy un poco loco”. También hizo otra afirmación en forma de advertencia. “Soy un maricón bueno, pero cuando soy malo soy el peor maricón que te puedes encontrar por la calle”.

Alfredo compara su cita con el barman de First Dates y obviamente se decepciona

A su llamado llegó Juanjo, un sevillano de pelo largo el cual se presentó como “Un lobo solitario, me encanta vivir solo, comer solo, ir al cine solo”. La apariencia del chico no le gustó para nada a Alfredo. “Me echa para atrás el pelo largo, me recuerda a una chica y parece que me estoy liando con una chica…”. Sin embargo, Matías Roure también tiene el pelo largo por lo que lo cuestionaron.

“Hay que saber llevar el pelo largo y él sabe llevarlo” dijo el valenciano refiriéndose al camarero. Ya en la mesa juntos empezaron a entablar las primeras conversaciones y Alfredo le comentó a su cita que aún vive con su madre. “tenemos una relación tipo Maite Galdeano y Sofía Suescun”. Estas palabras gustaban mucho a Juanjo quien definía a su cita como muy madura para la edad que tiene.

A pesar de tener buena química en varios temas, Juanjo y Alfredo se dijeron no

Los dos chicos entablaron una conversación fluida en donde se pudo notar la complicidad y también el entendimiento en varios temas. Uno de los que más tocaron fue la sexualidad en la que Alfredo aseguraba estar 100% seguro de lo que sentía. “Soy Gay, gay, me pones una clochina y no me la como, pero me pones un buen rabo y me lo como”.

Los dos coincidían que soñaban con ese día en que en España y algunas partes del mundo la gente dejará de señalar y juzgar a los demás por su sexualidad. Todos los presentes y televidentes apostaban a que estos dos tendrían una segunda cita pero la realidad es que no fue así. Tanto Alfredo como Juanjo reconocieron que lo pasaron de maravilla pero si hubiese una segunda velada solo sería como amigos.

lucia etxebarria ley trans