Miguel Bosé saca las vergüenzas de Jordi Évole tras incómoda encerrona

El que fuese su invitado lo criticó de manera brutal por su incomoda entrevista

Parece que todo lo que sube tiene que caer, y con ello nos referimos a la tensionante segunda parte en la entrevista de Jordi Évole a Miguel Bosé, el artista habló luego de ver su presentación en la Sexta y calificó el programa Lo de Évole como una encerrona por parte del gobierno y los entes de conspiración hacía su persona y todos los negacionistas de España.

Bosé atacó y se despachó en contra del comunicador por que según él, la entrevista se basó en una caza de brujas e hizo “encerronas incomodas” para hacerlo caer. En otra charla pero esta vez con el periodista Carlos Fuentes vía web. El cantante admitió haberse sentido molesto y pensó que el resultado de dicha entrevista iba ser otro.

Miguel Bosé encerrona
Miguel Bosé en una entrevista con Carlos Fuentes donde reconoció habérselo pasado muy incomodo con Évole

Duros señalamientos de Miguel Bosé a Jordi Évole por su encerrona acerca del negacionismo de la pandemia

El hombre de las cuatro nacionalidades comentó que el accedió a la entrevista con el comunicador por varias razones de peso. La primera por que ya llevaba varios años en el anonimato sin dar une entrevista en España. La segunda por que quería explicar los argumentos de su negacionismo. Y la tercera por que consideraba a Jordi un amigo.

Pero en la charla con Fuentes exclamó con enfado. “Accedí a hablar con Jordi pensando que el resultado iba a ser otro, cuando Jordi me llamó, por la admiración mutua que existe entre los dos, accedí pensando que el resultado de la entrevista iba a ser otro, que iba a ser mejor, y que iba a ser más respetuoso porque él alardea mucho de que yo soy su amigo. Ya le dije: si tratas así a tus amigos”.

Miguel Bosé quedó triste e insatisfecho con la entrevista que le hizo Jordi Évole

La entrevista que se dividió en dos partes, siendo la primera una charla acerca de su vida artística y como la pandemia lo ha afectado en su carrera. Y la segunda para hablar sobre su postura negacionista. Bosé consideró que era la segunda parte la que más le interesaba. Sin embargo dice haber quedado insatisfecho y muy decepcionado de Évole.

“Esperaba que no hubiese tanta trampa, no es solo lo que está en la entrevista, sino lo que uno puede llegar a editar y cómo lo edita. Hubo dos o tres momentos que fueron feos para él. Se delató como un tipo que tenía que defender una postura y que a lo largo de la entrevista la fue perdiendo, no quedé contento porque se evitaron muchas palabras y argumentos que esgrimí, la manipulación de los medios es inmensa” concluyó el artista.

cuatro día carreteras