Miranda trabaja con el grupo en una sesión muy física