Mirandés – Las Palmas, así lo vivimos