Miriam arrasa en First Dates con una inquietante virtud

La comensal saca a relucir sus dones de apreciación y vaticinio

Cuando Carlos Sobera recibió a Miriam en las puertas del restaurante de Cuatro, no sabía si estaba hablando con una azafata o una adivina, pues la comensal contó en First Dates que tenía un poder de vaticinio. “Soy capaz de ver un poco más allá de las personas. Cuando conozco a una ya sé si es buena persona, mala, si la debo de tener cerca o no”.

Pero no es el único poder que tiene la chica, pues también afirmó que tiene el don de la apreciación y puede adivinar el tamaño exacto del miembro viril. ” Tengo poderes para acertar porque, básicamente, al ver a un chico ya sé cómo va a estar dotado, si la va a tener más grande o más pequeña”. El presentador se quedó tan asombrado que no lo podía creer.

First Dates Miriam
Aunque disfrutaron de una cena agradable, Miriam no quiso tener una segunda cita con Antonio.

Carlos Sobera le propone a Miriam que utilice sus curiosos dones con su cita en First Dates

Al conocer que la chica tenía dos importantes virtudes de adivinar el tamaño del miembro viril y ver el futuro con alguien, Sobera le propuso que aplicará dichos dones con Antonio. El presentador le pediría un número en si y le exclamó “Será lo primero que te voy a preguntar antes llevaros a la mesa”.

El comensal empezó ganando puntos sin mediar la primera palabra, pues la azafata reconoció, “Físicamente me ha parecido espectacular. “Vamos a jugar al bingo”, le dijo Sobera a Miriam, que fijó su vista hacia la entrepierna de Antonio. “Yo diría que 16 o 17 (centímetros)”, expresó la malagueña antes de dirigirse a la mesa con Antonio.

Los dones de Miriam no le ayudaron a conseguir una segunda cita en First Dates

Todos los seguidores del dating show apuestan a que la comensal nunca habría adivinado que su cita en First Dates no iba a encajar en sus gustos. Pues lo cierto es que una vez sentados en la mesa disfrutaron de una cena muy agradable, pero Miriam parece que no acertó en su medida. “Tengo la sensación de que igual he tirado un poquito a la baja en mi estimación. Creo que le he subestimado y que va a ser un poquito más”.

Para tratar de remediar las cosas Antonio le respondió, “Yo estoy contento y cómodo con mi tamaño”. En la decisión final, el comensal agregó que la pasó muy bien y que siente la necesidad de seguir conociendo a Miriam. No obstante la apreciación no fue reciproca. “Valoro muchísimo el que una persona entré dentro de mi prototipo, y no es así”. sentenció la malagueña.

Ander en First Dates