Modric gran sacrificado del Real Madrid para volver a los galácticos

Una apuesta ambiciosa deja por fuera de la nómina actual al mediocentro balcánico que sigue siendo importante para el plan de futuro de Ancelotti

Real Madrid quiere volver a modelos del pasado que tanto éxito le dieron al equipo, eso recubre ideas de renovación estructural y de plantilla en la que perdería mucho valor la presencia de Luka Modric. Tal como ha dejado en evidencia la idea más reciente, la incorporación de dos galácticos les obligaría a retomar el rumbo.

En la sala de máquinas de la entidad merengue está el hecho de incorporar como mínimo a dos grandes cracks, que son Kylian Mbappé y Erling Haaland. Estos dos no pueden estar en el banquillo y la orden es incorporarlos desde el vamos, volviendo a la vieja escuela de tener 4 o más delanteros, donde el sacrificado es el croata.

luca modric
Luca Modric cerebro del Real Madrid

Ante la llegada de los galácticos, Luka Modric se queda sin lugar intentando el Real Madrid mantener una estructura confiable

Desde su llegada Carlo Ancelotti ha dejado impregnada la sensación que el 4-3-3 es el sistema que imperará en el equipo. De esa manera han conseguido mantenerse en la punta de LaLiga y además, con esperanza en el cruce de la Champions. Pero si se pone en contexto, junto a Vinícius y Benzema que tienen cupo fijo hay que dar una vuelta de hoja al sistema.

Eso les obligaría a cambiar a un 4-2-3-1, con Vini y Mbappé a los costados, dejando en punta a Benzema un poco más atrasado y Haaland como referente del ataque. En el medio se acude a un doble pivote, donde por la ambiciosa propuesta Casemiro es irremplazable, y el otro lugar sería ocupado con Toni Kroos.

Cada día que pasa la figura del pony se va debilitando más

Los años dorados del croata parece que han pasado, y de hecho es lo que vienen buscando hace ya un tiempo considerable. De manera que se ajusta una nueva posibilidad con la llegada de este par de jugadores que darían no solo un nuevo aire ofensivo, sino que les pondría en la cúspide de la temeridad en esa zona.

Contar con tanta pólvora es una ambición gigante, aunque habrá que ver si al final se lleva a cabo. Florentino por su parte tiene ajustado el hecho de tener de un as el tema Mbappé, y habrá que poner sobre la mesa los 120 kilos por el noruego. Un campo de revisión que da mucho material en la actualidad para analizar el futuro. Veremos.

Isco Sevilla