Momento incómodo en Servir y proteger pone nerviosa a Miralles

El romance entre los inspectores que la policía frena en seco

Después del momento romántico para Salgado pero no tan feliz para Miralles, Servir y Proteger. Vuelve a mostrarnos a la pareja de policías que está vez se reencuentran luego del beso. El inspector quien se encontraba en Tordal recopilando datos sobre el caso de Lucas Infante. Retorno a Distrito Sur para rendir cuentas.

Mientras tanto el empresario Fernando Quintero quien está utilizando al mensajero como su espía personal. Logra llegar hasta Larrea y lo secuestra para obtener información sobre Vlado Khan ya que se trata de su hombre de confianza. Sin embargo Quintero no sabe que se está metiendo a la boca del lobo con lo que acaba de hacer.

Servir Miralles
Lidia y Néstor no se la llevaban bien, pero con el desarrollo del caso han podido trabajar a gusto

El capítulo 905 de Servir y Proteger nos muestra el reencuentro de Miralles y Salgado

Luego del momento amoroso entre la líder de Distrito Sur y Salgado, la pareja de inspectores se vuelven a ver las caras. La verdad es un momento tan incomodo para la mujer que apenas lo ve remata con la frase “Debemos hablar de lo que pasó, pero todavía no es el momento”. De igual forma Salgado se siente feliz pues vuelve a tener a su amada cerca.

Algo que para el médico y esposo de Miralles le sentará muy mal. El inspector tiene que aterrizar de la nube en la que lo tiene la líder de la comisaría. Y centrarse en el caso de Lucas Infante. Por ello se ha reunido con el equipo para contar todos los detalles y las pruebas que ha reunido para estar más cerca de cerrar el caso con éxito.

Mientras Mirallesresuelve su lio de amor, Lidia y Néstor se acercan a Vlado Khan en Servir y Proteger

En Distrito Sur hay temas más importantes que el romance prohibido entre Miralles y Salgado. Como el de las pistas que Lidia y Néstor están siguiendo para hallar a Larrea, la mano derecha de Vlado Khan. Por ello van hasta el Moonlight pues tiene la certeza de que el mafioso estuvo allí.

El dueño del Moonlight sigue reteniendo a Larrea en ese escondite. Su objetivo es torturarle hasta lograr conseguir las claves de acceso a las cuentas del proxeneta. Quintero estalló: “Quiero ver cómo ese asesino se maneja cuando no tenga dinero del que echar mano”. Fernando le amenaza, si no colabora, ¡hará daño a su familia!

Toy Boy