Los pesos pesados han emitido su opinión, no aguantan la irrresponsabilidad de uno de sus cracks y lo envían de regreso a casa

Lesiones, polémicas y hasta declaraciones salidas de contexto han condenado a Ousmane Dembélé, quizás no tanto como su comportamiento fuera del campo. A día de hoy es uno de los fantasmas que tiene Ernesto Valverde en su plantilla pese a sus innegables condiciones deportivas que los llevaron a pagar 160 millones de euros al Borussia Dortmund.

Precisamente es que sus compañeros le han puesto la cruz, y la afición sigue sin entender su situación. Todos están en común acuerdo, a Dembélé le hace falta respirar otro aire y él parece decidido a darle una oportunidad a un club de poco renombre. Se trata del Rennes, equipo que le formó y del cual partió hacía Alemania tras haber cuajado unas enormes temporadas.

Neymar

El rendimiento que viene mostrando es realmente distante a su mejor momento, aunque saque sonrisas con jugadas vistosas no es efectivo y eso pesa. La directiva sabe y entiende que la mejor salida es encontrarle al menos un equipo que lo lleve de aquí a final de temporada a manera de cedido, que le entregue minutos y que le regrese a su mejor expresión, siendo ese es el club francés. El tema es la alta ficha, y la imposibilidad de poder asumirla.

Dembélé está a un paso de desvincularse

De hecho han sido sus propios compañeros los que le han dejado claro el mensaje, no van a rendirse y perder el puesto no es una opción. A Messi nadie lo toca, a Suárez tampoco, y con Griezmann mejorando día a día la cosa a Ousmane se le pone color de hormiga. Pero eso no es un problema tan letal, opciones y novias no le han de faltar, aunque él se resista a una sola.

A ellos (Rennes) les calza perfecto, y sin problemas ven su fichaje temporal como una alternativa a las proyecciones que se han trasado esta campaña. Quizás en un grande le cueste, pero allí se siente libre, tendría muchas facilidades para comandar el ataque, y hasta sería tratado como un rey. Eso que tanto le gusta a los jugadores de alto vuelo.

Dembélé con el Barca
Ousmane Dembélé

Bartomeu ha planteado las cosas de ese modo, y la idea no es otra que regresarlo mucho más maduro, con la certeza de tener un jugador competitivo y si es el caso traspasarlo al alza, y no a la baja como viene ahora mismo. Es joven, y todavía tiene mucho de dónde agarrarse. Es una de las esperanzas del club catalán que ve ante su salida una oportunidad perfecta para acercar a Neymar. Enero viene cargado de muchas noticias.