«Muchos equipos deben sentir envidia de nuestro vestuario»