Actualización 13:54 26 de mayo de 2020

Imprudencia y falta de educación asombra a propios y extraños

Extrañamente, First Dates ha dado un golpe de opinión teniendo en cuenta que el formato usado para desarrollar el programa no ha tenido acogida en otros países que también lo usaron. Sin embargo, los disparates que en cada emisión los comensales realizan hacen que los televidentes disfruten de este singular y peculiar espectaculo para poder conseguir de manera extraña un acompañante.

En repetidas ocasiones, y provocado por toda la polémica generada en torno al programa, muchos se han preguntado si realmente la transmisión sigue un guión. Pero no es así. Muchos periodistas han participado en el evento para comprobarlo, y finalmente se han dado cuenta que él es totalmente natural, sin seguir ningún tipo de guión.

Es por eso que sorprende aún más que muchos participantes protagonicen escenas surrealistas. Unas escenas que han provocado que el programa esté viviendo uno de sus momentos más dulces en televisión. O al menos, así era antes del estado de alarma, cuando First Dates comenzó a emitir, además de su programa habitual, programas especiales que demandaba la audiencia.

De este modo, se embarcaron en un crucero, donde invitaron a varios pretendientes que acudieron en busca del amor. Sin embargo, y a pesar de que muchas citas acabaron bien, se desconoce si la relación llegó a buen puerto. Pero una cosa está clara, First Dates está haciendo las cosas bien y por eso acumula tantos años activo en televisión consiguiendo grandes porcentajes de audiencia.

Adicionalmente, cabe mencionar que en una de las citas se dio uno de los casos más extraños y criticados a través de las redes sociales, cuando el comensal le pregunta a su pareja si ella bebe alcohol, más exactamente cerveza, a lo que ella rotundamente responde no, Escena seguida, el chico le pide a la camarera dos cervezas, diciendo que él se haría cargo de acabar con ellas dos.

Para citas disparatadas, la de Reme y Vicente

El histórico de First Dates nunca defrauda y deja citas alucinantes. En una ocasión, la protagonista, Reme, acudía al programa de Carlos Sobera con unas altas expectativas. Sin embargo, rápidamente se percató que no era lo que buscaba. Para sorpresa de muchos, Reme dio unas explicaciones que llamaron mucho la atención, puesto que no eran nada habituales.

El objetivo de los participantes del programa es claro: encontrar el amor. Para ello, First Dates realiza un tedioso proceso de selección y luego, mediante unos parámetros, determinan quienes deben tener una cita según sus intereses en común. Pero no siempre atinan, y provocan situaciones incómodas que no terminan de la mejor forma posible.

First Dates

En más de una ocasión, los comensales de First Dates no han congeniado. Es algo habitual en el programa, y, tras terminar de comer, ambos educadamente muestran su opinión y zanjan el asunto. Pero en otras ocasiones, una de las partes se levanta de la mesa y se marcha del restaurante, provocando una situación incómoda tanto para los participantes como para los espectadores.

Algo parecido ha pasado en el último programa. Reme acudía en busca del amor y esperaba encontrar un chico guapo y simpático. Para ello, el programa la hizo coincidir con Vicente, quien buscaba alguien con quien emborracharse de mimos y de amor. Pero, desde el primer momento, a Reme no le convenció por su apariencia física.

Pero lo realmente impactante era la percepción que Reme tenía sobre ella misma. Confesó que la cita no fue de su agrado, puesto que ella, con cincuenta años ya, seguía manteniéndose con una apariencia juvenil. Algo que llamó la atención de los seguidores de First Dates, que no dudaron en comentar todo lo ocurrido durante la cita, que no llegó a buen puerto, en las redes sociales.