Nadie quiere entrenar al FC Barcelona si Messi no continúa

La sucesión de Valverde se complica por la situación de Leo Messi

Las consecuencias de la derrota del FC Barcelona en Champions League siguen dando muchos quebraderos de cabeza al club. Josep María Bartomeu, de momento, ha dicho que no quieren tomar decisiones en caliente y que esperarán a la final de copa ante el Valencia CF.

Pero es evidente que el presidente del FC Barcelona debe tomar cartas en el asunto. Ya ha salido a la voz pública un mensaje de Joan Laporta pidiendo la convocatoria de elecciones este próximo verano y su predisposición a presentarse para “resucitar el modelo del Barça“.

Parece muy complicado que pueda seguir un Ernesto Valverde que siempre saldrá en la foto de las duras derrotas cosechadas tanto en Roma como en Liverpool, en sendas eliminatorias que estaban casi sentenciadas del encuentro de ida.

Nadie quiere ser Valverde

Pero la sucesión de Ernesto Valverde, a día de hoy, parece complicada por numerosos motivos. Por uno, el más inquietante, por las dudas de Leo Messi. El astro argentino terminó muy dolido el encuentro ante el Liverpool. Todavía no entiende qué pudo pasar.

Está cansado de ganar la Liga y la Copa del Rey. Competiciones que caen sin demasiado esfuerzo ante la incomparecencia del Real Madrid. Tiene 32 años y empieza a estar cansado de tanta presión. El año que viene seguirá pero no aguantará muchos más fracasos del grupo.

Ernesto Valverde

Eso lo saben muchos candidatos al banquillo del FC Barcelona. No es sencillo ir ahora al conjunto azulgrana y que exista la incertidumbre de si el mejor futbolista va a continuar o no. Es algo difícil de plantearse a la hora de tomar una decisión.

Nadie quiere afrontar la era post Messi

Ernesto Valverde tiene un año más de contrato, por lo que en principio estaba llamado a continuar una temporada más. No obstante, con el ridículo europeo todo apunta a que será despedido. El problema es quién se atreve a coger el cargo.

Porque tarde o temprano se va a plantear la sucesión de Leo Messi. Cuando el astro argentino quiera retirarse o, simplemente, dar un paso al lado, llegarán momentos muy duros para el FC Barcelona. Tiempos de sequía si no se hacen las cosas perfectamente bien.

Habrá que tomar decisiones difíciles, arriesgar en el mercado, dar más protagonismo a la cantera. Pero la exigencia seguirá siendo la instaurada desde que llego Messi. Ganar. Un reto que ningún entrenador está dispuesto a vivir en el FC Barcelona.

FC Barcelona