Neymar, con Marcelinho Huertas en el Palau Blaugrana