Neymar descansó un mes después