Neymar, el ’10’ que voló por la Costa Brava