Con la potencial llegada de Neymar al FC Barcelona, el Real Madrid pretende irrumpir en el mercado obteniendo a Mané del Liverpool

Evidentemente el mercado de pases está siendo observado muy de cerca por Florentino Pérez. El presidente merengue es consciente que necesita dar un batacazo antes del comienzo de LaLiga y en ese contexto las opciones son Pogba y Sadio Mané, estrella del Manchester y el Liverpool que buscan engrosar la plantilla de Zidane.

Y aunque parezca alejado de la realidad, está más cerca de los que todos se puedan imaginar, incluso con acuerdos ya cerrados después de tan dilatadas reuniones oficiales. Se dice que estos jugadores podrían estar llegando la semana próxima a firmar sus contratos, dejando cerradas las opciones para las alternativas.

Neymar Junior.

Pero para comprenderlo hay que explicar que estos movimientos responden a la necesidad de competir ante un Barcelona que podría terminar concretando lo de Neymar ahora mismo. El brasileño ha dado la orden de no negociar con otro club que no sea el culé, incluso cerrando las chances a un Florentino que pudo conseguirlo en su momento.

Dembelé se convierte en el eslabón que podría desenredar el asunto

Por ello, el Liverpool se ha empezado a mover, sabe que si Real Madrid aprieta y convence a su jugador, este terminará por irse. La cifra es de 100 millones de euros, con los cuales irán por Dembelé, un activo por el que Klopp siempre ha admitido un enorme interés por su estilo de juego y ahora mismo por su deseo de cambiar de aires.

Directamente proporcional a ello el Barcelona abriría las puertas, pues no solo necesita recaudar los fondos necesarios, sino que para abaratar algo el fichaje de Ney pondría a Coutinho como carne de cañón, algo que desde París aún se estudia con lupa. Son a toda luz movimientos que se están cocinando, pero la realidad es que Neymar acabará de blaugrana y Mané con la esperanza de brillar con el merengue facilitará las cosas.

Dembélé trava para fichar nuevos jugadores en el Barca
Ousmane Dembelé

Para efecto de los jugadores de la Premier League hay algo menos de una semana, y si se quiere se tendrá que acelerar. Para tranquilidad de todos la aceptación es un marco del cual no va a salir la situación, y este día lunes podría ser el gran día bisagra cuando se anuncien los últimos grandes fichajes del verano.