Neymar, un error que puede ser histórico

Para muchos madridistas el fichaje de Neymar por el Barcelona ha sido un palo muy duro. Nunca se sabe, a lo mejor su carrera se tuerce en España pero solo hay dos cosas que podrían romper el cuento: que no sea feliz por nostalgia de su tierra o que Messi no acepte repartir parte del pastel. Por lo demás, el chaval tiene todos los visos de convertirse en un futbolista descomunal. Y la forma en la que sus compañeros le despidieron en el último partido dice mucho de él como persona. Si tuviera que apostar, lo haría porque va a marcar una época. Y lo hará con la camiseta blaugrana.

El segundo golpe es que Neymar va a ser el futbolista más mediático del mundo. A lo mejor Bale le supera en fútbol, pero nunca lo hará en carisma y “estrella”. Y eso, al final, se traduce en seguidores en todos los rincones del planeta, y en euros contantes y sonantes. Será, junto a Messi, el mejor embajador de su equipo.

Desde Figo, los jugadores como Neymar acababan en el Real Madrid. Los mejores del mundo se vestían de blanco, no como antaño, cuando se los llevaban los italianos, los ingleses o el propio Barça. Ahora al Madrid se le ha escapado el premio gordo. Y es posible que los próximos diez años se acuerden del día en el que fichó por el eterno rival o, peor aún, de cuando estuvo en la ciudad deportiva siendo un chaval.

Real Madrid Mbappé