“No ha sido culpa mía, pero el retraso es grande”