«No hay nada peor que no tener un buen clima social»