«No queremos que nos quiten de donde estamos», dice Garitano