Nombres propios a la carta en Pasapalabra para bajar los humos a Orestes Barbero

El concurso más famoso de la televisión incurre en una práctica cada vez más protestada por los espectadores para evitar que el concursante burgalés se haga con el ansiado premio final

Los espectadores de Pasapalabra comienzan a estar hartos del tratamiento del concurso con los nombres propios. Las bases del programa, que tienen que tener muy claro los concursantes, se componen de las diferentes palabras que tiene el diccionario de la lengua española. Sin embargo, cada vez que Orestes se acerca al bote… hay un hecho recurrente.

Ya sucedió el pasado viernes y este lunes. Orestes Barbero recuperó su mejor versión y se quedó a una sola palabra de completar El Rosco de Pasapalabra. Sin embargo, siempre tropieza en el mismo punto. Pasapalabra tiende a dejar una o dos preguntas con nombres propios, que no vienen en el diccionario y que requieren controlar absolutamente cualquier tema y momento histórico.

roberto leal pasapalabra
Pasapalabra cuenta con los nombres propios para desarmar a los concursantes

Nombres propios a la carta en Pasapalabra

Es evidente que nadie, por mucho que se prepare y estudie, puede llegar a controlar los nombres y apellidos de todos los personajes que en algún momento de la historia fueron relevante en algún tema concreto. Muchos espectadores creen que es una estrategia de la dirección del programa.

Los nombres propios suelen copar las famosas preguntas cerrojo de Pasapalabra. No hay más que pasearse por las redes sociales para leer a espectadores realmente enfadados con el concurso. Incluso, los más conspiranoicos, creen que el presentador de Pasapalabra Roberto Leal tiene en su poder la capacidad para endurecer El Rosco cuando parece que va a ganar Orestes.

Orestes resiste el empuje de Rafa

No se explica que siempre que queda una palabra para completar las 25 de Pasapalabra sale un nombre propio absolutamente imposible de adivinar. Es como si desde el programa de Atresmedia se asegurasen de que tampoco se gana el bote ese día. Como si lo pudieran hacer a la carta.

El caso es que Orestes Barbero, a pesar de no contar con el favoritismo del público y del presentador, sigue dando lecciones cada día. Este martes la expectación está por todo lo alto, tras dos programas consecutivos en los que Orestes rozó el bote. Antes de eso, su rival, Rafa, se las tendrá que enfrentar con la Silla Azul.

First dates Sergi