Es noticia:

Renfe manda a Revilla trenes que no caben en los túneles de Cantabria

El presidente cántabro y Pedro Sánchez máximos responsables de la chapuza a las puertas de las elecciones

Lo de los trenes en Cantabria va camino de peli de Almodóvar. El presidente Revilla lleva años proclamando por todos los foros la necesidad del AVE en la región. Desde Renfe y desde el Gobierno de España, no solo hacen oídos sordos, sino que ahora, además, han enviado una nueva flota de trenes que no caben en los túneles.

¿Cómo es posible que en pleno 2023 sucedan cosas tan elementales como esta? Evidentemente cada bando responsabiliza a otro. Pero si alguien gana con la chapuza de la nueva flota de trenes en Cantabria, es sin duda la oposición. Recordemos que estamos a las puertas de unas elecciones claves tanto para Revilla como para Pedro Sánchez.

trenes cantabria
Revilla y Pedro Sánchez en el ojo del huracán

Los trenes en Cantabria: una chapuza incalificable

Para este 2023, Cantabria esperaba renovar sus trenes de Cercanías. Una nueva flota de 21 trenes, para acabar con los problemas de retrasos, escasez de servicios en determinados pueblos, etc. Sin embargo, como si se tratase de una cámara oculta, Renfe ha enviado una nueva flota de trenes que no caben en los túneles.

En pleno siglo XXI, con todas las tecnologías habidas y por haber, nadie ha sido capaz de medir los túneles y dar las medidas correctas a Renfe. La oposición, mayoritariamente el PP, pero también otras formaciones políticas, han visto la oportunidad perfecta para calentar las elecciones.

Revilla y Pedro Sánchez linchados mediáticamente

Porque con la chapuza de los trenes en Cantabria, el Partido Popular puede matar dos pájaros de un tiro. A nivel regional, atacar la gestión de un Revilla que se pasa el tiempo en fiestas, inauguraciones y en El Hormiguero, pero descuida la gestión más básica: la atención de los cántabros.

Por otro lado, para el PP también hay motivos para atizar a Pedro Sánchez y al Gobierno de España, ya que Renfe es una de las empresas más importantes de nuestro país y tiene mucha responsabilidad en lo ocurrido. Como siempre, los más perjudicados son los cántabros, que deberán esperar entre 2 y 3 años para ver renovada la flota de trenes de la red de Cercanías de Cantabria. Del AVE ni hablemos ya…

Ilia Topuria McGregor