Es noticia:

José Coronado recupera en La Chica de Nieve uno de sus papeles estelares

El aclamado artista estrena en Netflix la adaptación para televisión de la exitosa novela de Javier Castillo

Para nadie es un secreto que Periodistas marcó un punto importante dentro de la carrera de José Coronado, antes de afrontar una etapa de antihéroes ahora con Entrevías y es por eso que ahora 20 años después, el actor vuelve a coger el carnet de prensa, para hacer de Eduardo en La Chica de Nieve.

El actor José Coronado ejerce de mentor de Miren en La Chica de Nieve, una periodista en prácticas que se lanza a investigar la desaparición de una niña, Amaya. “Vuestro gremio lo conozco muy bien, os he estudiado hasta la saciedad”. Reconoce el intérprete, que hace hincapié en los muchos recuerdos de aquella etapa en Periodistas.

La Chica de Nieve tuvo bastantes cambios con respecto al libro
El actor ha tenido un papel importante en la serie de Netflix

A través de La Chica de Nieve, José Coronado habló de su responsabilidad como actor

“El periodista y el actor tienen algo en común: que te llevas a casa los problemas en la piel”. Afirma el actor, acompañado en el encuentro por Aixa Villagrán, que asume el rol de la inspectora Millán. Esto también había sido detectado por los seguidores del actor a través de su profesión.

Su personaje es una de las principales licencias con respecto al referente literario de Javier Castillo, pues cambia de género al investigador de los libros. Incluso, desde ese momento sus seguidores empezaron a conocerlo más y darle la relevancia que el actor necesitaba para seguir con su exitosa carrera televisiva.

Periodistas se convirtió uno de sus proyectos favoritos en la vida

Por otro lado, en cuanto al hecho de interpretar a un periodista, nos confiesa lo siguiente: “He tenido muchas pistolas, pero también muchas plumas en la mano. Tras la serie Periodistas, que tantas alegrías me dio, volver a esta profesión me hacía mucha ilusión. A mí me encanta documentarme, como a todos”.

Profundizando en su trabajo creativo, al ser preguntado por las cosas que ha podido cambiar, asegura que “el deber del actor es tocarle las narices al director para unificar criterios. Los actores también pensamos y nadie va a defender los personajes, estudiarlos y profundizar en ellos como nosotros”, finalizó Coronado.

House of the Dragon