First Dates: la frase de Sergi que hace derretir a Mireia

El barcelonés no tuvo suerte con la primera impresión y el físico no logró llamar la atención de su cita, pero sacó un as bajo la manga que tuvo a la chica muy interesada en él durante toda la velada

En First Dates sigue siendo importante la primera impresión pero nos hemos dado cuenta que no siempre es lo que determina el final de una cita, para esta ocasión fue diferente y Sergi lo demostró. El natural de Barcelona llegó con los objetivos más claros que el agua. Quiere encontrar una chica con la que pueda entablar un buena relación seria, casarse y tener hijos.

Eso mismo era lo que quería Mireia, encontrar un hombre que le quitara el aliento, enamorarse, tener una relación larga y duradera y porqué no, tener muchos críos. Sin embargo vino el primer bache de la cita, el físico de él. La sevillana admitió que Sergi no le entró por los ojos, y hasta pensó que perdió su tiempo viniendo a First Dates.

First dates Sergi
El piropo de Sergi le sacó sonrisas a la chica y fue la clave para el éxito de su cita.

Lo que no logró el físico de Sergi lo consiguió su labia en First Dates

Si el físico no es tu fuerte, especialízate en otros campos como el dialogo o la capacidad de escuchar y entender. Esta última fue la que el catalán utilizó y le salió a las mil maravillas. Sergi acudió a la estrategia que muchos usan, dejar hablar a la otra persona y escuchar así sea para fingir o aparentar.

Mireia le comentó a su cita que había tenido una relación anterior muy trágica ya que sufrió un desengaño muy tortuoso.  “Mi padre le enchufó en un trabajo y me engañó con una de allí. Ahora está casado y tiene un hijo” dijo la comensal mientras disimulaba no estar triste. Ya ante las cámaras y sin Sergi cerca, la comensal aceptó que le ha encantado estar con un hombre que la escuchara y la entendiera.

La estocada final con la que Sergi terminó de enamorar a Mireia en First Dates

Cuando terminaron de cenar y se dirigían al reservado del restaurante en el dating show, el hombre ya tenía media cita ganada. Solo faltaba terminarla de manera magistral y eso fue lo que hizo el catalán en el reservado. Aunque no les tocó dar un beso ni nada por el estilo, ambos querían pero ninguno de ellos se arriesgaba.

Por esta razón Sergi aprovechó para sacar uno de sus piropos de su bolsa mágica de encantamientos para terminar de enamorar a Mireia. “Te voy a llamar Google porque tienes todo lo que busco” le él a ella. La reacción de la chica no se hizo esperar y una carcajada retumbó el lugar pero todo para bien ya que al igual que el catalán, aceptó una segunda cita.

first dates Alejandro