Susana rebaja la prepotencia de Alfonso en First Dates: “creo que no tiene espejos”

La soltera quiere romper años de sequía en el amor

Una nueva noche y una nueva oportunidad para que en Cuatro veamos si hay suerte en el amor, hoy en First Dates, Susana. La madrileña asegura que lleva 4 años de sequía en el amor y vino al dating show con el firme objetivo de acabar con la etiqueta de soltera que le han puesto en su grupo de amigos.

Lo que no esperaba la comensal de 47 años, es que su cita fuese un hombre más mayor que ella, y que además sufriese de “pibonmalgia“. Si, así como lo leen, Alfonso asegura que sufre de esa enfermedad por que según él “No tengo tableta, no soy fuerte, pero guapo soy de cojones”. Sin embargo, Susana no pensaba lo mismo.

first dates Susana
Susana quedó bastante decepcionada en su visita a First Dates.

Susana no puede creer el ego tan alto de Alfonso en First Dates

Cuando el gijonés pisó el restaurante por primera vez y la mujer en la barra lo vio, pensó que sus probabilidades de salir soltera serían muy altas. En pocas palabras, a Susana le pareció que Alfonso era “una plasta”. Pero el hombre insistía en que era todo un galán de película. “Yo me he quitado los espejos porque decía que en mi casa había un tío más guapo que yo… Y resulta que era yo” decía convencido el asturiano.

No sabemos como pero la mujer de47 años escuchó eso y exclamó “Yo creo que en su casa no tiene espejos”. En la mesa Alfonso pensó que sacar a relucir su ego era la mejor manera de cautivar a la madrileña. “Padezco de pibonmalgia. Estoy mirando y no veo hombre más guapo que yo”. Susana no lo podía creer y por un momento pensó que se trataba de una broma.

Y como era de esperar, Susana dijo ¡No! en la decisión final de su cita en First Dates

La madrileña pensó que habría sido mucho mejor que Alfonso se hubiese sentado con un espejo al lado, ya que se amaba mucho. “Me quiero un montón” repetía una y otra vez. “Esta bien tener autoestima a pesar del aspecto y la edad, pero lo de este tío es bastante increíble, su ego está más alto que las nubes” decía la comensal.

En la decisión final Susana argumentó “es muy egocéntrico y yo con la gente egocéntrica no puedo”. Por supuesto que no faltó decir si quería una segunda cita, aunque por protocolo debían preguntar. Por obvias razones la respuesta fue ¡No! y Alfonso se le vio que el veredicto de ella no le afectó en nada. Este confesó que le gustó mucho venir a First Dates pues la gente conoció su belleza.

Si Alfonso tenía el ego muy alto, Elisabeth tenía un humor de mal gusto

Desde que se dio a conocer en First Dates, Elisabeth aceptó que le gusta hacer de todo y que por ello está buscando un hombre activo. Aunque no tiene un prototipo en cuestión, no quiere un barrigón que esté sentado todo el día en el sofá. Incluso ha llegado a decir que es una mujer rápida y que no se parece a las demás pues “estoy lista en 5 minutos”.

Por su color de piel, le gusta broncearse en exceso, ir a la playa, hacer paddle surf y hacer pesca submarina. “Me encanta ir a pescar pulpos”. Su cita fue José Ramón el cual confesó que cuando era joven ligaba mucho pero últimamente no sabe que pasa. “No sé si he perdido el sex-appeal o el pelo”. Vamos a ver como le va con la activa mujer.

Elisabeth es la modelo que José Ramón quiere fotografiar afuera de First Dates

El almeriense comentó que es fotógrafo de profesión y su fuerte son las modelos y demás. Por eso cuando vio a Elisabeth, dijo que era “una mujer de bandera”. Y es que la vilarrealense dejó en claro que el GYM es un estilo de vida que no piensa abandonar jamás. Por eso dice que sus 47 años de edad los ha vivido sanamente y sin excesos.

Ella quería saber cuantos años tenía su cita pero cuando dijo “52, pero muy bien llevados también”, Elisabeth no pudo ocultar su burla e hizo un comentario bastante irónico. “¿Muy bien llevados? Me lo hubiera llevado yo a Turquía”. La mujer siguió hablando del gimnasio y le confesó al fotógrafo que lo que más hace es ejercicio en los glúteos para evitar que el trasero se caiga. Él bromeó y dijo “el pelo es lo primero”.

En el privado de First Dates Elisabeth se pone golosa

Cuando pasaron a la zona privada del restaurante y jugaron al Rasca del amor, él aprovechó para decirle que le gustaba todo de ella y que le gustaría fotografiarle algún día. Ella por su parte hizo una confesión ante las cámaras bastante picante. “Los manos de José Ramón son inversamente proporcionales a su interior y lo debe de tener enorme”.

José Ramón confesó que no le gusta ser tan directo y que notó que su cita esperaba que lo fuese. Aún así se atrevió a decir que quería una segunda cita pero ella tuvo una respuesta inesperada. Dijo que si tendría una segunda salida con el fotógrafo para ir por unas copas pero en plan de amigos ya que no sintió las mariposas en el estomago que quería.

Supervivientes Kiko