Nuevo avance de Servir y proteger busca acabar con las peleas de gallos

Antonio pone en sobre aviso a Distrito Sur con respecto a las actividades ilegales de su paciente

Entramos en una nueva semana en la cual ya tenemos un avance de lo que pasará en Servir Y proteger. Como es costumbre, te contaremos que sucederá en los próximos 5 días en torno a todo lo que está pasando en Distrito Sur y alrededores. Antonio, el esposo de Claudia Miralles, vuelve a tener un rol importante, y será clave para la captura de un nuevo criminal.

Al consultorio de Antonio ha llegado nuevamente el criador de gallos, y el médico le ha reconocido de inmediato. Luego de su chequeo de rutina y después de que este se marchara de allí, el esposo de la jefe comisaria ha dado aviso a Néstor y Lidia para ponerles al tanto de la situación. El par de policías seguirá investigando los negocios ilegales del hombre.

servir y proteger avance
Rubén y Martina buscan desprenderse de Fernando Quintero, pero no les resultará fácil.

El Avance que muestra a Lidia y Néstor muy cerca del criador de gallos y un nuevo caso cerrado en Servir y Proteger

No era la primera vez que el hombre de los negocios ilegales se había topado con Antonio. En el pasado, el médico había notado un comportamiento muy raro en su paciente, el cual le condujo a atar algunos cabos sueltos. El esposo de Claudia se enteró que su paciente era un criador de gallos, y que por supuesto estaba inmerso en actividades delictivas.

Antonio no dudó en poner en sobre aviso a la policía de Distrito Sur, específicamente llamando a Lidia y Néstor. Ahora el par de agentes ya tienen una pista más para dar con el criador de gallos y terminar con sus actividades ilegales. Sin embargo, aún les falta algunas pruebas más e investigar un poco más sobre el paradero de este, para iniciar el operativo de captura.

En el avance de Servir y Proteger, el caso Argos también toma protagonismo

Luego del encierro y la tensión de estar tras las rejas, Miriam terminó confesando su colaboración ilegal con Argos, y la policía ya está tras la pista de los sicarios. Al mismo tiempo, Fernando Quintero está muy cerca de cerrar un trato con Ginés Pozo, con la compra de algunas armas y material bélico. Sin embargo, el empresario se va con cuidado, pues se trata de un cliente nuevo.

Rubén y Martina buscan desesperadamente terminar su relación laboral con el dueño del Moonlight, pero no será nada fácil. Por otra parte, el Centro Cívico ha sufrido actos vandálicos, pero también se han robado todos los carteles. Espe, con la ayuda de Sheila, encuentra al ladrón y ambas se alegran de haber podido resolver el caso juntas.

Servir proteger avance