Obstáculo incómodo del Betis para fichar a Jérémie Boga

Los verdiblancos deberán luchar con un club que no solo viene en crecimiento, sino que se ha estabilizado económicamente hablando

Real Betis Balompié ha encontrado el fin a sus problemas estructurales, gracias a que ha llegado a sus oídos la posibilidad de efecto que genera el internacional con Costa de Marfíl, Jéremi Boga. El extremo que juega en el Sassuolo de la Serie A italiana responde a todas las cualidades exigidas por parte de Manuel Pellegrini, no solo desde lo deportivo sino desde lo estrictamente contractual.

Virtuoso en el ataque por las bandas, es uno de los futbolistas más trascendentes en el desempeño de los suyos. Lo que sucede es que se ha convertido en tentador al punto que otras entidades han empezado a verlo de reojo. Es el caso de Atalanta, que actualmente disputa los primeros puestos en la competencia interna y está en la batalla por un cupo a octavos de final en la UEFA Champions League.

Jeremie Boga
Jéremie Boga, la estrella del Sassuolo parece estar lista para el regreso a LaLiga

La lucha se ha tornado picante, al punto que el Betis ya no tiene tan claro hasta qué punto puede luchar por Jéremi Boga

Al terminar su contrato el siguiente 30 del mes de junio, el jugador quedará abierto a cualquier tipo de negociación a partir de enero de 2022. En ese instante tiene pensado su representante filtrar las ofertas y determinar en qué punto hay mayor beneficio. Betis atraviesa una situación compleja en lo economice, y es por eso que se ve distante el hecho de poder obtener mayor beneficio.

En tanto Atalanta con las ventas que tiene pactadas como la de Luis Fernando Muriel, piensa establecer una política de rapto favorable con un salario importante y un contrato de larga duración. Un buen punto de partida, que entre otras cosas le permite al profesional no tener que desplazarse tanto en relación al país y la zona donde podría competir.

Los números del africano se cruzan con las intensiones del elenco andaluz para lo que sigue a futuro

Boga no es un delantero goleador, en realidad sus números van más enfocados a la productividad en conjunto. Esta temporada ha jugado 572 minutos en los que ha repartido a la fecha un total de 3 asistencias. Aunque no haya anotado es importante en las transiciones y en el aspecto defensivo cuando tiene que regresar y cuidar la espalda de sus laterales.

Es el indicado entre otras cosas para suplir la ausencia de otros como Cristian Tello que tienen la sentencia sobre su espalda. De manera que de no suceder nada extraño, esto podría ser la cumbre en un momento para el cual se viene trabajando hace bastante tiempo. Todo en manos de Cordón, y desde luego de las cabezas del club en la parte directiva.

Isco Sevilla