Odegaard la lía y solo quiere entrenar con el primer equipo

Martin Odegaard no ha tenido el rendimiento deseado en el Real Madrid desde su llegada a finales de enero. En su contrato firmó que tenía que entrenar con el primer equipo cinco días a la semana, a excepción de los días previos a los partidos del filial que lo haría a las órdenes de Zinedine Zidane. Pues bien, parece ser que el noruego se ha negado a entrenar con el Castilla lo que motivó al técnico francés a dejarle en el banquillo.

Martin Odegaard./ Agencias

En este caso, según informa el diario As, no es la primera que el joven futbolista se niega a entrenar con sus compañeros del filial ciñéndose exclusivamente a lo que firmó en su contrato. Además, por esto sus compañeros en el filial no logran entenderse al 100% con él y no le buscan como a otros jugadores. Por este motivo, dentro del club blanco empiezan a hartarse de sus actitudes egoístas que no ayudan a su integración total.