Odegaard ve tapón en el Real Madrid y se agarra a la Real Sociedad

Un gigante como el conjunto merengue no atiende a razones deportivas para hacer lo que le dicta su ambición y en el caso del noruego es un grave problema

Al cuadro merengue le siguen cayendo maduras las noticias en su reestreno liguero esta temporada. El centro del campo sigue estando en la lista primordial de temas a tratar, y en ese mundo de ideas, lo de Odegaard vuelve a estar presente. Tomar la batuta en el caso del noruego gana terreno, pero se estrella de frente con el camión que supone Camavinga.

Si concretan el regreso de Martin, se estaría siguiendo un patrón claro en las consideraciones del club en cuanto a lo que respecta la evolución de sus piezas. El jugador no había contado con oportunidades y en la Real Sociedad si que ha evolucionado. Aunque por otro lado está Camavinga, uno de los deseos deportivos de Zizou. Lo cierto es que ambos no pueden llegar.

Zidane tiene claras sus consideraciones al respecto y no piensa ceder

Por un lado abonar la salida casi confirmada de James Rodríguez acapara el gran foco de atención en estos momentos. Una pieza clave en el medio que puede servir con ancla en línea de 3 mediocampistas, o como eje de la creación de acuerdo a las circunstancias de juego. Asimismo ve a Odegaard, que con la camiseta de los residentes de Anoeta ha logrado explotar varias de sus facetas.

Camavinga es mucho más posicional, un hombre del cerrojo que puede ser la arma de doble filo en el caso y el terreno que ocupa Casemiro. Así que en la percepción de los roles, más no siempre por características, el míster considera que estos no podrían jugar juntos, lo que acarrea una duda certera y bastante importante en su modo de ver la situación.

Martín Odegaard
Martín Odegaard en el campo con la Real Sociedad

La decisión parece estar tomada, las conveniencias marcan el futuro del club

Se ha pasado la hoja en el caso Pogba, por costos, pero sobre todo por los inconvenientes a la hora de encontrar facilidades por parte del United en la negociación. Así que lo de Odegaard está al caer, ya que tras la investigación profunda se ha llegado a la conclusión que es el paso más acertado hasta acá.

No tendrán que depositar ningún valor por concepto de fichaje, solo por romper el acuerdo a dos temporadas que sostiene con los vascos. Mientras Camavinga indudablemente requiere de entrada 75 millones para empezar a evaluar sus opciones. Capítulo cerrado, aunque en esto no se puede dar por descontado absolutamente nada.

Síguenos en Google News

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Cristiano Ronaldo otra vez positivo rabioso por enfrentarse a Messi
Piden a Pasapalabra fichajes galácticos para expulsar a Pablo
El FC Barcelona aprieta a Jordi Alba con el mejor lateral de Europa