Operación Triunfo: 10 razones que explican el incontestable éxito en TVE

Analizamos el por qué de la gran acogida del talent musical y su posterior conquista entre el público

A lo largo de los años, Operación Triunfo ha aprendido a convivir de la mejor de las maneras en todos los formatos que han hecho mella en el mundo de lo audiovisual, pero no solo con su edición más reciente, sino que se rememora hacia los inicios del programa en los primeros años del 2000, cuando Televisión Española lanzó el formato.

Hasta entonces, en España poco había que se le pudiera parecer, a lo sumo espacios pioneros como Aplauso o Popgrama, desde finales de los años 1970′, pero pocos con un estilo tan definido y correcto para el talent musical como es hoy en día Operación Triunfo, un programa más allá del reality como tal, pero con la música y los artistas más presentes que nunca.

La profundización en las personas de los concursantes de Operación Triunfo

Tanto es así que desde desde los inicios de Operación Triunfo con Chenoa, Bisbal, Bustamente, Rosa López… todo ha adquiriendo un color que gusta, y mucho, al público que más profundiza en lo que es la música, pero no solo en ella, sino en lo que hay detrás; la canción, al letra, el sentirse indentificado, la personalización de los nuevos artistas…

Y eso se nota. Especialmente en lo que tiene que ver con la sensación de que el formato de Operación Triunfo no solo quiere buscar talentos musicales, que es para lo que han concursado y llegado al talent desde los castings, sino también a profundizar con cada uno de los participantes para que el espectador conozca, de primera mano en su casa, lo que esa músico transmite, también con la música.

Operación Triunfo sigue manteniendo la esencia de los programas iniciales

Es ese éxito el que viene dado por una premisa fundamental: se ha mantenido la esencia de Operación Triunfo. Los aspectos fundamentales del talent show han estado presentes desde el primer momento, desde la época de David Bisbal al Flavio de 2020, y aunque han evolucionado, adaptándose a los tiempos que corren, podíamos reconocer en ellos la magia de la primera edición. Esto es muy importante, porque queríamos algo nuevo sin sentir que no estábamos viendo OT. Lo han conseguido.

Y esto no hubiera sido posible sin los concursantes, evidentemente. Coincidimos en lo que se ha señalado una y mil veces: como grupo han funcionado muy bien y como personas, de manera individual, son encantadoras. Pero, además, llaman la atención por el tremendo talento que tienen todos y cada uno de los concursantes.

La adaptación de Operación Triunfo a las nuevas tecnologías y redes

Después del intervalo de más de seis año sin emitirse, Operación Triunfo llegó en la edición de 2017 con un planteamiento totalmente nuevo rejuvenecido adecuado a la actualidad de hoy en día, donde desde entonces se ha colocado cada día entre lo más comentado en Twitter, utilizando las redes sociales para viralizar los contenidos de la academia.

Esto tiene que ver desde los ensayos hasta las clases de cultura musical, o interpretación, con Zahara o Iván Labanda, entre otros, lo que ha hecho que sean muchos los que utilicen estas herramientas para seguir al instante cualquier clase, momento o situación que le pase al concursante en tiempo real, con la particularidad de que también pueden comentarlo.

Operación Triunfo ha sabido conectar muy bien con el público joven

El resultado no es es otro que Operación Triunfo arrasa entre el público más joven que habitualmente no ve la televisión, sabiendo conectar con un público , urbano y de clase media alta. Lo que hace, a su vez, que sean cada vez más los que se sumen a un formato que nada tiene que ver con el resto de talents que habitan en el resto de televisiones, más allá de TVE.

De este modo, muchos jóvenes que al principio no tenían demasiada conciencia para hablar o conocer lo que es el fenómeno de Operación Triunfo, poco a poco han indo integrándose para adentrarse de la mejor manera en un estilo muy cercano del que, como se comprende, viven, comparten y debaten situaciones que el mismo televidente pueda estar experimentando.

Los temas de éxito de la actualidad

El programa también ha lanzado al panorama canciones de éxito como Lo Malo de Aitana y Ana Guerra o Tu canción de Amaia y Alfred. Estos temas se han escuchado en Spotify y se han visto en Youtube por millones de seguidores. Incluso se han grabado numerosos álbumes sobre Operación Triunfo 2018 y el actual de 2020-

Incluso los concursantes han cantado por temas internacionales de David Bowie, Prince, Ray Charles, The Beatles o Coldplay y españoles de Aute, La Casa Azul, Marisol, El Kanka, Ismael Serrano, o Mercedes Sosa, entre otroas. Cantantes y músicos muy dispares que el programa de talent musical ha comprendido la riqueza para los futuros artistas.

Los profesores de la academia

¿Qué sería de Operación Triunfo sin los profesores y gente de confianza? Probablemente no sería Operación Triunfo, o estaría muy lejos de ello. Desde los primeros Javis, y los últimos como Iván Labanda, hasta la gran directora, Noemí Galera, pasando por Manu Guix, Mamen, Vicky, Laura, Capde…

Terminando en Roberto Leal, que ha sido sin duda el presentador perfecto para una edición así. Todos ellos también han contribuido al éxito de Operación Triunfo, han sido piezas clave que han completado un engranaje que estaba llamado al éxito, incluso con las dudas iniciales, pero del que ahora cuenta con el apoyo suficiente para seguir en pie.

El talent musical ha logrado que los jóvenes piensen y manifiesten sus opiniones

Esto es algo que siempre viene bien contar, sobre todo si nos atenemos a que Operación Triunfo es un talent que ven muchos más jóvenes (también los mayores, pero en menor proporción), por lo que son muchos los que han seguido a través de las redes cómo han afronatado temas de los propios nuevos artistas con los músicos de siempre. Por ejemplo, el caso de Mecano.

Es así que el de Televisión Española ha logrado que los jóvenes piensen y manifiesten sus opiniones. Debates que interesan y les hacen debatir y pensar como las parejas abiertas, la transexualidad, la homosexualidad o el machismo, algo que hasta hace bien poco muchos no se paraban a pensar o desarrollar, y de ahí, su éxito.

La gran formación musical de los concursantes

Este es, probablemente, uno de los puntos que más importan a los telespectadores y que más lo manifiestan a lo largo de los pases de micros o las galas de Operación Triunfo: la formación de los concursantes. Muchos de ellos, además, llegan con altos conocimientos artísticos: cantan y tocan instrumentos, caracterizándose por algo que cobra gran importancia:

No son jóvenes que carezcan de formación. En la academia reciben clases que completan sus estudios pero ya los candidatos tienen un bagaje que engancha a todos. Existen casos muy concretos, entre los muchos, pero por ejemplo encontramos a Alfred, de 2017, que se presentó con su trombón, la misma Amaia y su facilidad con la guitarra y el piano, los bombos de Bruno

Fieles a su estilo propio

Más allá de esa gran formación y buenas personas, en Operación Triunfo, desde que hicieran sus comienzos con Bisbal, o los Manu Tenorio, en ellos hoy en día existe una gran diversidad que les permite ser fieles a sí mismos. Y es que en cada edición vemos que existe una gran diversidad, en varios sentidos.

En primer lugar, todos y cada uno de ellos se han mantenido fieles a su estilo (mientras buscaban crecer en otros), han demostrado tener una voz muy diferente y una manera de afrontar las cosas, las actuaciones, los escenarios, que pertenecía a cada uno. Ha habido mucha diversidad. Y lo más importante: lo han sabido transmitir.

Las figuras de éxito más allá del programa

Otro de los aspectos más importantes es que, además de que estos concursantes de Operación Triunfo sean vistos como de su familia prácticamente, por las altas horas que mantiene enganchados a su público, algo importante es que los telespectadores hemos sabido comprender también a los invitados.

Logrando rescatar así figuras que tenían ya su propio éxito, pero que gracias al programa lo han triplicado. Por ejemplo, la misma Vicky Gómez, ganadora de la primera edición de Fama o la directora de la academia Noemí Galera. Pero también con la entrada de Iván Labanda, el actor que ha sabido que los protagonistas saquen su lado más humano; personajes naturales y espontáneos que también han logrado conectar con la audiencia.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Alarmas en el Sevilla FC con futuro inmediato de Monchi
Masterchef Abuelos herramienta de Jordi Cruz para sentenciar a Samantha
Así será Divididos el revolucionario concurso de Luján Argüelles en La Sexta