Alfredo Ortuño parece que puede volver a tener un verano movidito. Tras su conocido incidente con el fichaje por el Real Valladolid que le obligó a marcharse al Real Salt Lake de EEUU, el murciano no quiere volver a pasar por lo mismo y, por ello, ya ha dejado muy claro que quiere salir del Albacete Balompié, club en el que no terminan de dejarle claro que cuenten con él, y su destino más probable es el Real Oviedo.

En el conjunto ovetense siguen buscando un goleador para la categoría y confían en que Ortuño pueda encontrar el nivel que ya dio en el Cádiz CF, donde anotó 16 goles en 40 partidos como amarillo. El delantero ha vuelto a tener una temporada con bastantes minutos tras su cesión al Extremadura UD en el pasado mercado de invierno, 32 partidos entre el “Alba” y el conjunto extremeño, en los que anotó cuatro goles.

Ortuño Real Oviedo

La llegada del de Yecla supondría la salida de otro delantero del conjunto azul, Ibrahima Baldé. El ariete llegó la pasada temporada a Oviedo, procedente del CFR Cluj, de Rumanía, pero no contó con tanto protagonismo como se esperaba. 19 partidos en Liga y uno en Copa del Rey, en los que acertó en tres ocasiones con la portería rival. Precisamente su falta de acierto es lo que más ha penalizado al senegalés.

Aunque al Albacete no le importaría desprenderse de manera definitiva de Ortuño, el conjunto asturiano prefiere la formula de la cesión, evidentemente por cuestiones económicas. Desde Oviedo son conscientes de que la salida de Ortuño es prioritaria para el queso mecánico y la presión del futbolista, que quiere recalar en el histórico Carlos Tartiere, será clave para que los mandatarios del equipo manchego acepten la propuesta de cesión.