Ovrebo, Stark, Busacca….y Çakir… por @_Estado_Futbol_

Anoche se consumó la clasificación del Real Madrid para los cuartos de final de la UEFA Champions League, en un partido marcado por la cautela de ambos rivales, por su miedo a encajar más que por sus ganas de marcar, el conjunto merengue logró alzarse con la victoria por 1-2 lo que, sumado al empate de la ida, supone su clasificación. El partido, claramente, estuvo marcado por la más que rigurosa expulsión del atacante portugués del Manchester United, Nani, en el minuto 56 del partido cuando el marcador era de 1-0 a favor del equipo inglés. Cuando digo rigurosa, quiero decir inexistente.En un lance del partido, tras un rechace de la defensa del Manchester United, Nani salta para intentar controlar el balón, mirando en todo momento hacia el cielo, desde el cual caía el esférico, es decir, en todo momento, la intención de Nani es, única y exclusivamente, la de controlar la pelota, en pleno salto y con la pierna extendida, impacta con Arbeloa, que si venía de cara viendo tanto a Nani como al balón, chocan y ambos acaban tendidos en el suelo. Podemos interpretar juego peligroso de Nani por elevar la pierna para el control a una altura no recomendable, lo que conllevaría una amonestación con tarjeta amarilla, pero nunca, jamás, podemos interpretar en esa jugada el juego brusco grave que suspuso la roja para Nani. El colegiado turco Çakir, tras reposar la acción mientras ambos jugadores estaban en el suelo, decidió amonestar con tarjeta roja y expulsar al Red Devil. Error garrafal.Digo error garrafal porque, bajo mi punto de vista, eso es lo que cometió Çakir, un error, nada más, se equivocó, probablemente el turco vio intención donde no la había y decidió expulsar a Nani. La acción acaba siendo decisiva en la eliminatoria y en el partido, pero no deja de ser un error de apreciación del árbitro.Claro que, si esa jugada la sumamos a alguna otra de la misma eliminatoria, la cosa puede empezar a coger unas tonalidades que antes no parecía tener. Pongamos dos ejemplos.Roja perdonada a Varane en la idaRoja perdonada a Arbeloa en el minuto 37 del partido de vueltaJuntando las tres jugadas se ve como, claramente, el Manchester United ha salido muy perjudicado en la eliminatoria que le ha enfrentado al Real Madrid, podriamos empezar a hablar de robos, de atracos, de "Platinatos" y de mil historias más que, desde Madrid, se han dicho cada vez que, en una eliminatoria en la que el Barça conseguía pasar de ronda, aparecía el más mínimo rastro de polémica.Aun a día de hoy siguen recordando los arbitrajes de Ovrebo contra el Chelsea en Stamford Bridge, pero nunca mencionan el nefasto arbitraje que sufrió el Barça en el Camp Nou por parte, del luego condenado, Wolfgang Stark. Todavía siguen muy escocidos, como demostró ayer el propio Mourinho en sus declaraciones en la rueda de prensa posterior al partido, con el partido de semifinales que los enfrentó al Barça en 2011 en el que el mismo Stark expulsó a Pepe por una jugada mucho más clara que la que ayer le costó la roja a Nani y todavía lloran cuando recuerdan el arbitraje de Frank De Bleeckere en el partido de vuelta en el Camp Nou por un gol anulado a Higuain tras clara falta de Cristiano Ronaldo.Con todo lo que lloraron en su momento, con todas las conspiraciones que se inventaron, con todas las jugadas que analizaron al milímetro para sostener sus estúpidas teorías  ayer apareció un arbitro turco y en la ida otro alemán, para ponerlos en su sitio. Ahora no hablaran de robos, ni de "Platinatos" ni de conspiraciones ocultas para que el Madrid se haga con el título como lo hicieron cuando fue el Barça el protagonista de todas sus locuras, ahora no analizaran al milímetro jugada tras jugada para intentar demostrar que algún árbitro se equivocó a favor del Real Madrid, ahora, simplemente, hablarán de errores humanos y de grandes partidos. Ahora si.Como en todas las eliminatorias en las que achacaron al árbitro el pase del Barcelona, en esta también le ha tocado al Madrid sufrir, como al Barcelona en su día, algún despropósito arbitral, ayer Rafael comete un claro penalti en el minuto 61 por mano dentro del área, lo que viene a demostrar algo tan viejo como el fútbol, que arbitrar es muy difícil y que todos los árbitros se equivocan.En definitiva, el Manchester puede sentirse perjudicado, e incluso robado en esta eliminatoria, tal como indican diversas portadas de la prensa internacional, como en su momento pudo sentirse el Chelsea, nunca el Madrid, es decir, donde las dan, las toman, un día te matan, otro día te dan aire.Ayer el Madrid salió muy beneficiado de Old Trafford, hoy no leeremos nada acerca de robos ni atracos, eso si, esperemos a la próxima semana, que si el Barça osa remontar su eliminatoria contra el Milán y hay un saque de esquina dudoso o una saque de banda mal señalado, volveremos a escuchar hablar de conspiraciones y robo, obviando, como no, lo que ocurrió en la ida.Lo de siempre, unos roban, los otros ganan con pundonor y épica con algún error aislado del árbitro.No hay tantos robos, lo que hay es muy poca vergüenza.ESTADOFUTBOL / estadofutbol.blogspot.com.es
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Precedente insólito en Masterchef arranca a Josie el delantal negro
The Umbrella Academy: carta abierta de Elliot Page causa furor
The Mandalorian: ¿quién salvó a Baby Yoda de las garras de Anakin Skywalker?