Pánico en la Real Sociedad por resurrección goleadora a tiempo del Athletic

Los triunfos y las goleadas aparecen en la previa de la gran final copera

Ad portas del comienzo de una nueva final en la Copa del Rey, la Real Sociedad empieza a ver con recelo el hecho de que su adversario, el Athletic club de Bilbao llega en pleno estado de forma. Su rendimiento ha estado brillante, y más que nada en estas últimas jornadas, donde se ponen en primera plana tras el triunfo ante Villarreal en el Nuevo San Mamés, y la goleada en Pucela ante el Real Valladolid.

Los de Gaizka Gartitano están motivados, vienen cumpliendo su pasaje por los diferentes torneos de una forma electrizante. y han recuperado ese espíritu goleador que habían perdido. En defensa están sólidos, y en conjunto esto amenaza directamente de cara al clásico que define al nuevo monarca de España.

Imanol Alguacil

Ha servido y mucho el campanazo al que han sido sometidos, y a día de hoy nadie pone en tela de juicio que puedan por mérito, ganarse un cupo a copas europeas. La regularidad es el camino y así lo ha sentenciado su entrenador. Para ello necesitan afinar ciertos conceptos y tal parece que la extensión de la confianza ha rendido sus frutos.

La lucha de poderes en la gran final tiene dos protagonistas

Entendiendo el gran nivel de recambio e innovación de Gartitano, el frente pone otro reto para analizar, la presencia de Imanol Alguacil. Con la Real ha cumplido una temporada impresionante que no ha podido ser rubricada este fin de semana con la derrota en el Cam Nou. Su equipo dio cátedra de personalidad y buen juego, al punto que han estado demasiado cerca de llevarse algo más.

En la medida de los merecimientos sin duda pudieron aspirar por más, han dejado desnuda a la defensa culé, y de no ser por la ineficacia, al menos un punto habrían rescatado. Son temas a corregir por parte de la directiva y el cuerpo técnico, pero temas al fin y al cabo que rayan la tranquilidad Txuri urdin de cara a la final.

Gaizka Garitano

Este juego está rodeado por asuntos psicológicos. Se juega más que un partido, se juega el honor y de paso como premio está el título. Dos de los equipos más emblemáticos del país miden sus fuerzas en Sevilla a falta de la confirmación por parte de la Federación de acuerdo a la fuerte amenaza por todo lo que ha traído consigo el coronavirus.

https://www.instagram.com/p/B9jrAneq_tx/?utm_source=ig_web_copy_link

Síguenos en google news