Pareja espera adaptarse “lo antes posible” en su retorno a España