El programa del famoso rosco está más de moda que nunca con su regreso a la que fue su casa

Ahora que se va a estrenar por todo lo alto Pasapalabra en Antena 3 es muy buen momento para repasar lo que ha sido históricamente uno de los mejores concursos de la televisión. Porque son muchos los entresijos que hay detrás de un formato que ha conquistado a grandes y pequeños a lo largo ya de 20 años, en los que han sucedido todo tipo de situaciones. Vamos a intentar analizar cada detalle. Porque ahora se habla mucho del programa, pero seguramente muchos desconocen su trayectoria completa.

Es indudable que en los últimos meses se ha hablado muchísimo de Pasapalabra. Tras el anuncio del final del programa en Telecinco se hicieron demasiadas conjeturas al respecto y finalmente se comunicó que el formato pasaría a emitirse en Antena 3. Muchos espectadores se quedaron sorprendidos en aquel momento.

Pasapalabra

Lo que seguramente muchísimos desconocen es que no vuelve por casualidad a Antena 3. Tampoco es casual el hecho de elegir a Roberto Leal como próximo presentador. No se ha dejado nada al azar. Y estas afirmaciones, lógicamente, tienen una buena explicación. Pero comencemos por los detalles más desconocidos.

Pasapalabra regresa a sus orígenes

Como lo oyen. Pasapalabra, que cumplirá 20 años este verano, llegó a España de la mano de Antena 3 el 10 de julio del año 2000. El éxito logrado en el formato británico, llamado The alphabet game, llamó la atención de los responsables de la cadena estrella de lo que hoy se conoce como Atresmedia.

Hasta 2006, Pasapalabra fue un éxito en Antena 3, presentado al principio por Silvia Jato, en ocasiones por Constantino Romero y su etapa final por Jaime Cantizano. En aquellos años se emitieron 1282 capítulos convirtiéndose en un éxito total de audiencia. Sin embargo, en el año 2006 se anunció el fin de su emisión.

Salto a Telecinco

Apróximadamente un año después de anunciar el final de Pasapalabra en Antena 3, salta en 2007. Desde ese momento y hasta su final a finales del año pasado, se encomienda la labor de presentar al carismático Christian Gálvez y en todo tipo de horarios, ya que se intentó prácticamente en todas las franjas.

Se asentó finalmente de lunes a jueves a las 20:00 horas, pero llegó a emitirse por las mañanas, en prime time e incluso los fines de semana. No obstante, Pasapalabra fue todo un éxito de forma continuada desde 2007 hasta octubre de 2019, fecha en la que se vieron obligados a frenar las emisiones debido a problemas con la justicia.

La productora de Pasapalabra a la gresca con Mediaset

A pesar del éxito de Pasapalabra en Telecinco, las empresas que gestionan tanto el canal como el programa, no terminaron bien. Hablamos de Mediaset, grupo empresarial al que pertenece Telecinco, y la productora británica del programa original de Pasapalabra, ITV Global Entertaiment.

Mediaset trató de defender sus derechos y exigió romper el contrato al entender que el nombre del programa en España, Pasapalabra, o la prueba estrella El Rosco, no eran competencia de la empresa británica, por lo que pidió indemnizaciones por valor de 15 millones de euros. Pero la Justicia rechazó la petición de Mediaset y exigió de inmediato a Telecinco el cese de las emisiones en octubre de 2019.

Atresmedia meca de los concursos

Como no podía ser de otra manera, Atresmedia no quiso desaprovechar los problemas legales de Mediaset con Pasapalabra. En la era dorada de los concursos, Antena 3 quiso reforzar todavía más su parrilla en el sector. Porque en estos tiempos, tanto ¡Boom! como ¡Ahora caigo! son los concursos más seguidos en la televisión en España.

Pasapalabra

De ahí que a pesar de lo costoso de la operación, Antena 3 llegó a un acuerdo con la productora para devolver Pasapalabra a sus orígenes en España. Ahora, las tardes de Antena 3 a partir de la semana del 18 de mayo conformarán 3 concursos de forma consecutiva. Pasapalabra se emitirá en su horario tradicional, de lunes a viernes a las 20:00 horas.

El Rosco de Pasapalabra

Uno de los secretos mejor guardados. Si preguntamos a cualquier persona al azar, seguramente sabe que el famoso rosco de Pasapalabra es la prueba final del concurso. Es más, alguien que no haya visto el programa jamás, puede sorprender diciendo “Pasapalabra” cuando no sepa la respuesta a cualquier interrogante que le planteen.

Sin embargo, hay muchísimo trabajo detrás de la elaboración de dicho rosco. Es más, a lo largo de sus 20 años de historia en la televisión de España, ha sufrido algunas alteraciones importantes en su forma y contenido. Cambios que trataremos de explicar a continuación.

Pasa de 28 a 25 definiciones

El Rosco, tal y como lo conocemos, se compone de 25 definiciones. Pero, ¿ha sido siempre así? ¿No se supone que es una definición por cada letra del abecedario? Ese era el objetivo inicial. Sin embargo, hay unos parámetros importantísimos a la hora de construir El Rosco que vemos en cada programa.

En los inicios de Pasapalabra, El Rosco contaba con 28 definiciones. Sin embargo, los responsables de elaborarlos optaron por eliminar para siempre las letras K, LL y W, ya que se detectó que se repetía con bastante asiduidad las definiciones. No hay muchas palabras aceptadas por el diccionario que contengan dichas letras.

¿Cuántas personas trabajan en la elaboración de El Rosco?

Quizás muchos piensen que organizar un concurso como Pasapalabra no tenga dificultad. Nada más lejos de la realidad. En Pasapalabra trabajan muchas personas para conseguir que cada programa salga perfecto. Y una de las partes fundamentales es sin duda la elaboración de la prueba final. El Rosco de Pasapalabra.

Hasta 9 personas intervienen en la creación del mismo. Recordemos que hay dos roscos por programa, para cada uno de los concursantes, y que debe ser completamente diferentes cada día. El equipo se encarga de proponer palabras y dar con la definición exacta y perfectamente redactada.

¿Cómo se sabe si El Rosco da el nivel?

A pesar de que se han producido muchísimos altercados con este tema, la realidad es que es absolutamente imposible contentar a todos por igual. Sin embargo, dentro del equipo que conforma Pasapalabra, los responsables de realizar El Rosco se someten al juego para evaluar las respuestas correctas e incorrectas.

Pasapalabra

No puede ser ni excesivamente sencillo ni totalmente inaccesible. Por eso, en función de los aciertos y fallos del propio equipo de Pasapalabra, se va modificando hasta encontrar un equilibrio. No hay rosco perfecto, ya que puede haber un concursante brillante que lo haga parecer sencillo y otro menos brillante que de la sensación de que se manipula para que nadie gane el bote. Nunca llueve a gusto de todos.

La figura del lingüista

Cuando hablamos de Pasapalabra hablamos de un concurso que reparte, o da la posibilidad de repartir miles de euros. Con tanto dinero en juego, se hace extremadamente necesario que se supervisen bien los contenidos y no haya errores ni de redacción de las preguntas y definiciones, ni de pronunciación de las mismas.

Por ello existe la figura de un lingüista encargado de que el presentador vocalice con claridad a la hora de formular las preguntas o definiciones. También supervisa al equipo de redacción, para que no den lugar a respuestas ambiguas. Incluso repasa con el presentador cuando hay algún término en inglés o en otro idioma, para que se pronuncie con absoluto rigor.

Roberto Leal, el mejor presentador de la televisión

Seguramente a estas alturas ya nadie duda de quién es el bueno de Roberto Leal. El nuevo flamante fichaje de Atresmedia será el presentador de Pasapalabra en esta nueva andadura. Su elección nada tiene que ver con la casualidad, ya que su recorrido puede verde, salvando las distancias, con bastantes similitudes con el propio Pasapalabra.

Porque Roberto Leal también vuelve a casa. El andaluz, natural de Alcalá de Guadaira, comenzó a darse a conocer en Informativos Telecinco. Tras varias colaboraciones en diversos medios fue fichado por TVE donde se encargó en su primera etapa en el ente público de los reportajes más excéntricos de España Directo.

En 2010 ficha por Antena 3, donde se incorpora al programa Espejo Público. Es sustituto de Susanna Griso cada vez que la presentadora no está, es decir, en festivos, verano o bajas por enfermedad. Hasta 2014, cuando vuelve a fichar por Radio Televisión Española pero ya como presentador estrella. Se encarga de presentar España Directo en un principio, para terminar siendo la cara de las campanadas, de la lotería de Navidad, de la cabalgata de reyes y del fenómeno de Operación Triunfo.

Por eso, el retorno de Roberto Leal a Antena 3 es una forma de cerrar el círculo. Nada más y nada menos que para encargarse de Pasapalabra tras 20 años de éxito en España y tras anunciar su vuelta a la cadena que la vio nacer. Roberto Leal y Pasapalabra, bajo la supervisión de Antena 3. Un binomio que no puede fallar.