El juego de La Pista ha jugado una mala pasada a uno de los invitados, quien ha mostrado un bajo nivel de inglés por culpa del presentador

Pasapalabra está haciendo las delicias del público desde su regreso a Antena 3. Con el formato de siempre pero con novedades, como la presencia de Roberto Leal como presentador, Pasapalabra ha conseguido regresar a la senda del éxito, la cual abandonó con la polémica generada durante su paso por Telecinco.

Ahora, con todo lo sucedido meses atrás olvidado, Pasapalabra lidera la tarde de Antena 3 con grandes índices de audiencia. Y todo gracias al buen hacer de sus concursantes y de Roberto Leal, que se ha adaptado perfectamente al concurso a pesar de que las expectativas eran muy altas por el buen desempeño de Christian Gálvez.

Pasapalabra
Roberto Leal muestra su lado más exigente en Pasapalabra

Pablo vuelve a quedarse muy cerca del bote

Ahora, en el nuevo programa, Pablo ha vuelto a quedarse a las puertas del bote de Pasapalabra, que ya supera ampliamente los 400.000 euros. En esta ocasión, el concursante volvió a quedarse a tres aciertos del ansiado bote, pero finalmente no acertó una de las palabras que le restaban, aunque consiguió ganar el concurso.

Y es que los concursantes, tanto Pablo como Nacho, cada vez están más cerca de conseguir ganar el bote que reparte Pasapalabra. Ambos han demostrado tener nivel de sobra para conseguir el suculento premio, por lo que es cuestión de tiempo que alguno de los dos consiga resolver con éxito El Rosco.

Pasapalabra
Manu Tenorio pasó un mal momento en Pasapalabra

Pasapalabra juega una mala pasada a Manu Tenorio

Manu Tenorio lleva ya varios días en Pasapalabra. El famoso cantante, exconcursante de la primera edición de Operación Triunfo, ha vivido una situación que no le deja en muy buen lugar. Y es que en el juego de La Pista, no consiguió acertar una de las canciones por su nivel de inglés, el cual no era muy alto.

Además, Roberto Leal le pedía que cantara la canción, la cual conocía, pero no se sabía la letra. Es por eso que recurrió a inventarse palabras para intentar adivinarla. Algo que solo pudo conseguir gracias a la pista definitiva de Roberto Leal, a quien pidió que no le apretara más las tuercas en Pasapalabra.