Pasapalabra exprime recursos para evitar lamentable truco de Luis y Pablo

Cada día es más tensionante la final entre los dos finalistas del concurso

Los dos finalistas Pablo y Luis están bajo la lupa de la producción de Pasapalabra para evitar algún truco o mala jugada. Cada día que pasa y cada programa que se emite se torna tensionante entre los dos participantes y el público en general. Ya con el hecho de luchar por un bote de un millón de euros dan muchos motivos para tener todo bajo control y así evitar malos entendidos que la audiencia tergiverse a su acomodo.

Pablo Díaz con más 124 programas y Luis de Lama con 60 luchan por el gran premio con todos sus conocimientos e inteligencia como armas. Sin embargo el concurso de Antena 3 y presentado por Roberto Leal ha decidido subir la exigencia en cuanto a revisar que no hayan ayudas, trucos, amaños y cualquier jugada que beneficie a alguno de los dos finalistas.

truco Pasapalabra
Pablo y Luis han demostrado ser dignos finalistas superando todas las pruebas que les han puesto en Pasapalabra

El truco que ayudaría a los concursantes para evitar la silla azul en Pasapalabra

Ya se ha mencionado en notas anteriores las evidentes ayudas que el presentador hace a sus participantes, de aposta o accidentalmente. En alguno de los dos casos ese detalle afecta al programa pues se ve su credibilidad y transparencia hecha trizas. La silla azul es la parte más estresante para los concursantes pues es la instancia donde pueden quedar eliminados. Allí es donde se acumulan el máximo posible de segundos que se utilizaran en el rosco donde se halla el gran premio.

Con la ayuda de los famosos invitados formando equipo Azul o naranja tratarán de reunir la mayor cantidad de segundos que se podrán utilizar en el rosco. Es allí donde los participantes tienen que descifrar las 25 palabras detrás de las 25 letras para poder acceder al gran premio final.

Difíciles pruebas que tendrán que superar los concursantes de Pasapalabra para el gran botín

La lucha por un millón de euros no están fácil como se cree. De hecho es todo lo contrario por que el premio lo vale. Entre las pruebas se encuentrane, Una de cuatro, la pista (conocida como la pista musical), sopa de letras, y ¿donde están? Esta última tiene cierto grado de dificultad pues consiste en memorizar 9 palabras en tres segundos sobre una temática. Luego Roberto Leal va preguntando en cada numero que palabra se esconde. Hay un truco que hace la audiencia y es memorizar sólo la primera letra o la sílaba inicial.

El programa ha traído dos paneles cuya temática lo hacían a priori más complicados pues en uno todas las palabras empezaban por ‘sí’ y en el otro, por ‘no. A pesar del rigor y la dificultad de la prueba Pablo Díaz como Luis de Lama, han completado el panel y se han llevado un pequeño premio de 20 segundos cada uno para el rosco final.

Top Star