Paula muy salida en First Dates deja planchado a Mario

Sin pelos en la lengua, así resultó la comensal a la hora de contar sus experiencias sexuales

Candela pura y chispas por doquier, así fue la cita entre Paula y Mario en First Dates, que dejó a los comensales con ganas de más. El primero en llegar fue el chico y en su presentación comentó “Lo primero que me fijo en una mujer es en los ojos y en la sonrisa, me parece muy importante. Busco conocer a alguien interesante”.

La chica por su parte se describió como “una chica muy peculiar, me denominaría como una persona fuera de lo común“. Y la verdad es que así lo fue, pues apenas entró por la puerta del restaurante, el comensal quedó flechado. “Que chica más guapa. Me han llamado la atención sus ojos y su pelo”. Sin nada más que agregar, ambos siguieron a la mesa.

Paula Mario first dates
Mario quedó bastante fascinado con la parte física e intelectual de Paula.

Paula, la chica con el color de cabello igual que el fuego intenso que desató en First Dates

La guapísima chica pelirroja y de ojos claros, dejó boquiabierto a Mario, que no dudó en entrar en terrenos lujuriosos. “¿El tamaño importa?”, preguntó con tono misterioso el comensal, a lo que ella le contestó que “claro que importa porque me gusta que sea contundente”. La sonrisa pícara del hombre, lo delató de inmediato.

“He visto varias Paulas, una más formal y otra más pícara. Me ha gustado esa mezcla” confesó el emocionado chico que aprovechó para lanzarle otro dardo curioso, “¿Te gusta en público?” la chica siguió complaciendo a su cita con las respuestas. “Lo he hecho en la playa porque soy exhibicionista”. Por el rostro de Mario la mujer no dudó en preguntar “¿Te he puesto cachondito?”. Obviamente si respondió él.

La muestra afectiva que selló el trato entre Paula y Mario en First Dates

Luego de disfrutar de una deliciosa cena acompañada de conversaciones candentes, ambos pasaron al privado para tomar el postre y ver que más sucedía. La atracción mutua era más que evidente, y ambos sentían mariposas en su vientre. Los dos se abalanzaron para dar su primero beso y así cerrar la velada de manera magistral.

“Ha sido un mini morreo” comentó el chico encantado, mientras daba el sí para seguir saliendo con la chica y tal vez hacer otras cosas. Por su parte Paula, admitió que lo pasó muy bien y que le gustaría repetir más momentos así. “podemos pasar un buen rato en nuestras siguientes citas”. Mario regresó a casa pero no como soltero.

Sexta Noche Carballo