Pedrerol baja los humos en El Chiringuito al tertuliano más bocazas

El director del polémico programa de Mega ha causado furor por sus respuestas al colaborador

El Chiringuito de Jugones siempre da mucho de qué hablar y en esta ocasión un tertuliano se robó el protagonismo y no precisamente por un acto destacado. Josep Pedrerol le ha puesto en su lugar de una manera épica, la cual ha generado todo tipo de reacciones en las redes sociales.

Recordemos que dentro del programa hay algunos participantes más bocazas que otros, los cuales siempre terminan por hacer algunos ridículos. Fue lo que sucedió en el último episodio del espacio que se transmite en Mega y sobre el cual se habla mucho en el Twitter oficial del mismo, aunque con opiniones encontradas.

Chiringuito Cádiz
Pedrerol ha dejado en evidencia a Cristóbal Soria

Un tertuliano de El Chiringuito ha quedado retratado por el programa y Pedrerol

Y es que precisamente el tertuliano que ha quedado retratado en El Chiringuito de Jugones fue Cristóbal Soria. El colaborador de Josep Pedrerol ha hecho una convocatoria en Balaídos, para protestar en contra del arbitraje en el duelo entre el Celta de Vigo y el Real Madrid. En primera instancia, el exdelegado del Sevilla ha dicho que la llegada de personas ha sido multitudinaria.

Durante el domingo, Soria se ha mostrado muy molesto por los penales que le han señalado a los merengues y quiso expresar su malestar pidiendo la participación de los aficionados de los celestes. La llegada de seguidores se empezó a dar y Cristóbal se mostró muy complacido con ello. Eso sí, dio un dato que causó dudas en Pedrerol.

La convocatoria de Cristóbal Soria no ha sido como esperaba

El tertuliano ha dicho de manera efusiva en El Chiringuito que se encontraba agradecido con la ciudad por la llegada de tantas personas, mientras Pedrerol le ha dicho guardando un as bajo la manga, si han llegado unas 2.000 personas. Ante ello, Soria se ha mostrado orgulloso, aunque la realidad ha sido otra.

El polémico programa ha revelado la verdad, haciendo un plano abierto del recibimiento al tertuliano. No fue tan masivo como se esperaba, por lo que Pedrerol se ha burlado: “No llega a 3.000 personas, ¿eh?”. Luego de risas y estimaciones, la conclusión es que no habían más de 128 personas. Las carcajadas no han parado por un buen momento y Soria ha mostrado una pequeña molestia.

polémicas Chiringuito