Pedrerol sin piedad con tertuliano de El Chiringuito al descubrir el intruso del público

Fallo tremendo de uno de los colaboradores del programa al tratar de adivinar el famoso que es esconde entre los espectadores

Con la pandemia, El Chiringuito ha hecho de la ausencia del público un arte. Porque en el lugar de los espectadores ponen fotos en las cuáles siempre cuelan a algún famoso que deben acertar los presentes. En esta ocasión el intruso del público ha provocado las risas y mofas en El Chiringuito, con un fallo de dimensiones épicas.

Ya sabemos que Pedrerol es un maestro absoluto en multiplicar recursos. Que la pandemia no deja meter público, pues se saca de la manga una nueva sección que genera siempre piques y caos y en las redes sociales. En esta ocasión, aprovechando la presencia de Kike Mateu, una especie de Roncero pero a la valenciana.

Chiringuito intruso
Kike Mateu no acierta en el intruso del público

Kike Mateu, un tipo muy querido

Kike Mateu se ha ganado el cariño de todos a raíz del confinamiento, ya que fue de las primeras personas que se contagió en España y que narró su experiencia en televisión a través de Jugones y de El Chiringuito. Por eso, con el sufrimiento que tuvo que pasar ante la incertidumbre de esta maldita enfermedad, su popularidad ha crecido.

Se notaba la sintonía y complicidad del resto de tertulianos. De ahí que al llegar a esta sección de descubrir al intruso del público, algunos como por ejemplo Paco Buyo le seguían el juego a Pedrerol. “Le dejamos resolver a Kike Mateu, que seguro que lo conoce…”, dijo el jefe. “Para mí sería un honor que lo haga Kike Mateu”, replicó Buyo.

El intruso del público de El Chiringuito

Sin embargo, Kike Mateu se las dio de listillo, haciendo ver que lo sabía perfectamente. “Hombre claro, si es montenegrino…”, comenzó diciendo. Y soltó que se trataba del ex jugador del Valencia CF y Real Madrid, Predraj Mijatovic. Sin embargo, el fallo fue clamoroso.

Al final tuvo que salir otro valencianista, Álex Silvestre, para corregir a Mateu. “Es Vlaovic”, aseguró. Esta vez sí que se trataba de la opción correcta. En ese momento se desató un sinfín de burlas de los tertulianos, con un Pedrerol especialmente duro con su tertuliano y las redes se cebaron explicando la obsesión con Mijatovic que tenía todavía Kike Mateu más de 20 años después.

Chiringuito psicólogo