Pedro Rodríguez, El chico de oro… por RICARDO ZAZO

Pedro Rodríguez apareció un día de tormenta en el segundo partido de la Liga 2008-2009 tras el descalabro de Numancia en el primer partido de la Era Guardiola. Por aquel entonces en su camiseta ponía "Pedrito", y parecía un chaval menudo con un buen regate, poco más. En un gran partido del Barcelona, se empató a un gol. Las críticas aparecieron cebándose en los canteranos que Pep alineó ese día. Busquets era blando, y por supuesto no era mejor que Touré. Pedro era una boutade de Guardiola, que prefería jugar con chicos de Tercera División. En definitiva, le quedaba grande el Barcelona.Pero igual que Guardiola, Pedro perseveró. No deslumbraba pero ofrecía detalles interesantes. Cuando se iba convirtiendo en el jugador que es y le llovían los elogios, Guardiola salió al paso diciendo que a Pedro le quedaba mucho para ser un jugador de la talla de Henry. Pedro se aplicaba, pero sobre todo, tenía una ventaja frente al resto: Tácticamente estaba por encima de los demás.En un equipo donde la ortodoxia al juego blaugrana era 100% fidedigna, nadie podía salirse de los cánones establecidos, todos debían dominar el estilo culé. Por eso Pedro era indispensable. Además, se añadía un factor importante. Guardiola limpió el vestuario de todo vestigio que quedara de pereza y obligó a todos los jugadores a esforzarse más que nunca. Y Pedro corría y corría.Logró lo que nadie había hecho en la historia, meter gol en las seis competiciones (algo que haría Messí dos años después). Su gol frente al Shaktar en la Supercopa de Europa (en un campo lleno de barro y una prórroga donde Guardiola puso la calma necesaria) lo encumbrarían a los altares blaugranas.Porque digámoslo claramente, Pedro no es un dechado de virtudes técnicas. Normalmente va a trompicones pasándose el balón de una pierna a otra, esquivando contrarios con pequeños saltos. No, Pedro tiene una virtud que no tiene ningún otro extremo del Barcelona: Entiende mejor que nadie el Juego de Posición del Barcelona. Decía Lillo, y con razón, que lo más admirable de la final de Wembley frente al Manchester United (donde además metió un gol) fue ver a Pedro pegado a la cal, estirando el campo para que sus compañeros pudieran entrar por dentro, y él fuera un espectador más. Es ésa capacidad de conocimiento interno la que lleva a Pedro a ser el paradigma de un extremo del Barça. No posee la fuerza ni la capacidad de desmarque de Alexis, el desborde de Tello o el gol de Villa, pero su riqueza táctica supera todo eso.Pedro presiona sin descanso y además de manera lógica. No corre por correr, sino que cierra el espacio de manera progresiva. Domina ambas piernas, llega a posiciones de remate, aporta profundidad y gol con regularidad (aparece como goleador en el 5-0 frente al Madrid)Llegó su momento con la Selección Española en el Mundial de Sudáfrica, donde apenas intervino hasta la semifinal frente a Alemania. Ahí quedaría demostrado lo que es Pedro. En el 2007 jugaba en Tercera. En el 2008 subió al Primer Equipo. En el 2009 había ganado todo lo que un jugador puede ganar a nivel de clubes (gol incluido en la final del Mundialito). 2010, Campeón del Mundo; 2012, Campeón de Europa.En el último año de Guardiola Pedro tuvo menos protagonismo, alguna lesión y un rendimiento inferior. Pep comentaba que quizá se equivocó al darle pocos minutos. En la Eurocopa de 2012, el equipo español apenas tenía profundidad y un marcado acento por la posesión defensiva (la mano de Del Bosque en ese aspecto, juntando a Alonso y Busquets en el XI, es crucial), la escasa participación de Pedro, entrando en las segundas partes, han ubicado a éste como revulsivo (igual que Navas, ambos jugadores en la misma posición y tan diferentes). El destello diferente en una Selección que domina el balón.Cuando Pedro termine su carrera profesional, además de tener una gran cantidad de títulos, el de Abades representará el trabajo sordo y silencioso del que agacha la cabeza para esforzarse a ser mejor cada día. No tiene la calidad de Giggs o Figo, pero no les desmerece. Una bendición para compañeros y entrenadores.RICARDO ZAZO / ricardozazo.blogspot.com.es
Jorge Sáenz Elche