Pellegrini tendrá que dosificar la plantilla con rotaciones en los cuatro próximos encuentros