Piden al rey Juan Carlos I que pague las vacunas de los españoles

El retraso que se ha producido en las farmacéuticas más conocidas ha propiciado un debate en redes sociales

Como ya sabemos, uno de los temas del momento es la mala gestión en la distribución de vacunas, ya que a pesar de haber negociado que Europa recibiría las vacunas, las cosas no han salido del todo bien. Las redes sociales consideran que si el rey Juan Carlos I donase dinero todo se arreglaría cuanto antes.

El tema de las vacunas tanto en España como en Europa, está dando mucho de qué hablar, la gran polémica suscitada tendría solución inmediata según el testimonio de muchos usuarios de las redes sociales. Juan Carlos I se encuentra fuera del país y sería clave en este asunto.

Juan Carlos
Juan Carlos sería clave en la distribución de las vacunas

Las redes sociales se encienden con el tema de las vacunas y plantean solución con Juan Carlos I

Muchos usuarios de las redes sociales, han comentado que el rey Juan Carlos I lleva más de 180 días fuera de España y podría ser la clave para solucionar todo lo que se está produciendo desde las últimas semanas. La polémica de las vacunas ha provocado que se planteen todo tipo de teoría.

Si el principal problema de la distribución de vacunas ha sido que se ha producido un retraso porque han aparecido más clientes, hablamos de una cuestión económica. Las farmacéuticas habrían recibido algunas propuestas económicas para dejar de distribuir mercancía a Europa.

La solución que arreglaría la distribución

El coste de vacunas en España supondría un total de 1.120 millones de euros, por lo que ya sabríamos de donde coger ese dinero para poder solucionar este gran problema. Muchos usuarios comentan que Juan Carlos I tiene una fortuna de 2.000 millones de euros, por lo que podría proporcionar el dinero.

La vacunas se han convertido en el tema viral del momento de las redes sociales. La crisis sanitaria del coronavirus abarca todos los días todas las miradas por cada una de las novedades que salen a la luz. El año 2021 todavía es una incógnita para todo lo que podría suceder.

Iñaki Urdangarin